Un mercado de frutas y verduras en Brasil gana el premio a la mejor reconstrucción tras el COVID-19

29 Abril 2021

La iniciativa Nova Ceasa, un proyecto de mercado de frutas y verduras en el estado brasileño de Piauí ganó el primer premio del concurso a la mejor infraestructura convocado por la Comisión Económica para Europa. El segundo puesto recayó conjuntamente en un proyecto de tren ligero en la isla española de Tenerife y en un programa de desarrollo regional en Caraga, Filipinas.

¿Cómo podemos recuperar mejor las infraestructuras después de la pandemia del coronavirus? Esta es la pregunta que se formuló la Comisión Económica para Europa en la edición 2021 de su premio sobre infraestructuras. El organismo buscaba encontrar los mejores proyectos de Alianzas Público-Privadas orientados a las personas y que contribuyan a "reconstruir mejor" tras la Covid-19.

Los mejores proyectos se presentaron la semana pasada en la marco del Quinto Foro Internacional de Alianzas Público-Privadas de la Comisión que tuvo lugar entre el 22 y el 26 de abril en la ciudad suiza de Ginebra.

El primer premio correspondió a Nova Ceasa, un proyecto de mercado de frutas y verduras en el estado de Piauí, situado en el nordeste de Brasil.  El centro distribuye 35 toneladas de frutas y verduras para abastecer la zona y garantiza el sustento de más de 700 comerciantes.

En Nova Ceasa se pueden encontrar frutas, verduras, especias, artesanía, mariscos, flores, plantas y personas que buscan mejorar su calidad de vida.

El segundo puesto recayó conjuntamente en un proyecto de tren ligero en la isla española de Tenerife y en un programa de desarrollo regional en Caraga, Filipinas.

El Tranvía de Tenerife se inauguró el año 2007 y su puesta en marcha no sólo ha unido los diferentes barrios del Área Metropolitana, sino que ha conectado a toda la sociedad.

Su existencia ha mejorado las comunicaciones entre las personas y ha acercado a las familias. 

Los proyectos seleccionados debían cumplir con las siguientes características:

  • empoderamiento de las partes interesadas y de la comunidad
  • reducción de la pobreza y desigualdades
  • empoderamiento de la mujer
  • mejora de la sostenibilidad medioambiental
  • reducción del cambio climático y mejora de la resiliencia

El concurso, que utilizó la metodología de evaluación de la Comisión People-first (primero las personas) para calificar los proyectos, también sirvió para probar su eficacia y uso.

Los ganadores fueron seleccionados entre un total de 66 proyectos de 25 países y se emitieron 881 votos electrónicos.

Al anunciar los ganadores, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión, Olga Algayerova, envió un mensaje de esperanza para los años venideros.

"Debemos mirar hacia un futuro mejor y hacia la recuperación, aprendiendo de la experiencia de COVID-19 para identificar e implementar los proyectos, especialmente a nivel local, para que surjan sociedades resistentes y más sostenibles, sin dejar a nadie atrás. Necesitamos muchos más de estos proyectos", destacó.

El jurado aplaude la diversidad de las propuestas

Todos los proyectos merecieron el reconocimiento del jurado por su contribución a la reducción de la pobreza, la creación de empleo local, la mejora de los servicios sanitarios y la seguridad alimentaria, la reducción de los residuos, el uso de energías renovables y la aspiración a la neutralidad en materia de emisiones de carbono.

Asimismo, el conjunto de iniciativas aporta soluciones reales sobre el terreno y, al combinar criterios sociales, medioambientales y económicos, mejoran significativamente la vida de las personas.

Los miembros del jurado encargados de conceder los galardones fueron: Tetiana Bessarab, Doris Chevalier, Anand Chiplunkar, Amanda Loeffen, Jean-Patrick Marquet, Melissa Peneycad, Joan Enric Ricart y James Stewart (presidente), Pedro Neves (secretario).

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.

Quizá también te interese...

América Latina y el Caribe es clave para alimentar a 10.000 millones de personas en 2050

Latinoamérica y el Caribe aportan el 14% de la producción mundial de alimentos. Su nueva misión regional es impulsar la transformación necesaria de los sistemas agroalimentarios para alimentar a 10.000 millones de personas en 2050. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha provocado un retroceso sin precedentes en la lucha contra el hambre y más de 20 millones de personas podrían engrosar las filas de la pobreza.

Una recuperación económica a dos velocidades traerá más desigualdad, alerta el Fondo Monetario Internacional

La institución advierte de que la economía mundial aún se enfrenta a tensiones socioeconómicas extremas y asegura que queda mucho hacer para hacer retroceder la pandemia y evitar las desigualdades tanto entre los países y como en el interior de estos. Para reducir esas tensiones, apuesta por acelerar la vacunación universal de forma equitativa a través del mecanismo COVAX.