Las niñas van a la zaga en matemáticas, lastradas por los estereotipos de género

14 Septiembre 2022

En vísperas de la Cumbre de las Naciones Unidas para la Transformación de la Educación, UNICEF advierte que los bajos niveles de competencia en matemáticas entre todos los menores, especialmente entre las niñas, están socavando su capacidad para aprender, desarrollarse y progresar.

Las niñas de todo el mundo están a la zaga de los niños en matemáticas. El sexismo y los estereotipos de género son algunas de las causas fundamentales, según un nuevo informe publicado este miércoles por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.  

El informe Resolver la ecuación: Ayudar a las niñas y a los niños a aprender matemáticas presenta nuevos análisis de datos que abarcan más de 100 países y territorios.

El documento concluye que los niños tienen hasta 1,3 veces más probabilidades de obtener conocimientos de matemáticas que las niñas.

Las normas negativas de género y los estereotipos que suelen tener los profesores, los padres y los compañeros sobre la incapacidad innata de las niñas para entender las matemáticas contribuyen a esta disparidad. Esto también socava la confianza de las niñas en sí mismas, lo que las predispone al fracaso, señala el informe.

Misma capacidad, oportunidades desiguales

"Las niñas tienen la misma capacidad que los niños para aprender matemáticas, lo que les falta es la igualdad de oportunidades para adquirir estas habilidades fundamentales", dijo la directora ejecutiva de UNICEF.

"Tenemos que disipar los estereotipos y las normas de género que frenan a las niñas y hacer más para ayudar a cada niño a aprender las habilidades fundamentales que necesitan para tener éxito en la escuela y en la vida", aseguró Catherine Russell.

El aprendizaje de habilidades matemáticas refuerza a su vez la memoria, la comprensión y el análisis, mejorando al mismo tiempo la capacidad de creación de los niños, señala el informe.

En vísperas de la Cumbre de las Naciones Unidas para la Transformación de la Educación, que se celebrará la próxima semana, UNICEF advierte que los niños que no dominan las matemáticas básicas y otros aprendizajes fundamentales pueden tener dificultades para realizar tareas críticas como la resolución de problemas y el razonamiento lógico.

Alumnos que se benefician de la clase de recuperación en la Escuela Primaria de Soanierana, Madagascar, hacen sus ejercicios de matemáticas.
UNICEF/Rindra Ramasomanana
Alumnos que se benefician de la clase de recuperación en la Escuela Primaria de Soanierana, Madagascar, hacen sus ejercicios de matemáticas.

Pese a las diferencias de género, un problema generalizado

Un análisis de los datos de 34 países de ingresos bajos y medianos que figuran en el informe muestra que, mientras las niñas van a la zaga de los niños, tres cuartas partes de los escolares de cuarto curso no obtienen conocimientos básicos de aritmética.

Los datos de 79 países de ingresos medios y altos muestran que más de un tercio de los escolares de 15 años aún no han alcanzado la competencia mínima en matemáticas.

La riqueza de los hogares es también un factor determinante.

El informe señala que los escolares de los hogares más ricos tienen 1,8 veces más probabilidades de adquirir competencias numéricas al llegar a cuarto curso que los niños de los hogares más pobres. Los niños que asisten a programas de educación y atención a la primera infancia tienen hasta 2,8 veces más probabilidades de alcanzar una competencia mínima en matemáticas a los 15 años que los que no lo hacen.

Impacto de la pandemia de COVID-19

El informe también señala que el impacto de la pandemia de COVID-19 probablemente ha agravado aún más las capacidades matemáticas de los niños. Además, estos análisis se centran en las niñas y los niños que están actualmente escolarizados.

En los países en los que las niñas tienen más probabilidades de no ir a la escuela que los niños, es muy probable que las disparidades generales en el dominio de las matemáticas sean aún mayores.

Ante este panorama, UNICEF hace un llamamiento a los gobiernos para que se comprometan a proporcionar a todos los niños una educación de calidad.

También les insta a que se realicen nuevos esfuerzos e inversiones para volver a escolarizar y retener a todos los niños, para aumentar el acceso a la enseñanza de recuperación y el aprendizaje, para apoyar a los maestros y darles las herramientas que necesitan, y para garantizar que las escuelas ofrezcan un entorno seguro y de apoyo para que todos los niños estén preparados para aprender.

"Con el aprendizaje de toda una generación de niños en peligro, no es el momento de hacer promesas vacías. Para transformar la educación de todos los niños, necesitamos actuar y hacerlo ahora", dijo Russell.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.