Los pequeños Estados insulares pagan el precio más alto de la acción insuficiente contra el cambio climático

27 Septiembre 2019

Un solo desastre natural puede detener el desarrollo durante una generación en los pequeños Estados insulares, la emergencia climática amenaza su supervivencia pese a que no contribuyen al calentamiento global. “Pero el clima acumula injusticia sobre injusticia”, dijo el Secretario General, llamando a la comunidad internacional a invertir y ayudar a esos países.

Los pequeños Estados insulares en desarrollo son un caso especial en la arena del desarrollo sostenible por su vulnerabilidad frente al cambio climático. La cuarta parte de su población vive a un máximo de cinco metros sobre el nivel del mar, que continúa subiendo y amenazando la propia existencia de algunos de estos países.

Por si fuera poco, muchos de ellos cargan con una deuda soberana que consume gran parte de sus recursos y les impide avanzar en la mitigación del fenómeno y la reducción de riesgos de desastres.

Ante esta realidad, los pequeños Estados insulares en desarrollo firmaron este viernes una declaración en la que destacaron la devastación que sufren continuamente debido a los impactos adversos del cambio climático, que no se limitan a los grandes desastres, y pidieron ayuda internacional para invertir en infraestructura resiliente y acceder a financiamiento.

Trayectoria de Samoa

El documento fue adoptado durante la reunión de alto nivel para Revisar las Modalidades de Acción Acelerada de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, también conocidas como Trayectoria de Samoa por haber sido acordadas en ese país en 2014, que tiene lugar en la sede de la ONU en Nueva York en el marco del debate de la Asamblea General.

La Trayectoria de Samoa es un plan de desarrollo en el que los Estados en cuestión se comprometieron entre otras cosas a apresurar el avance de los servicios básicos a la población, la creación de empleos, la construcción de obras públicas y la protección del medio ambiente y los derechos humanos. El documento también incluye un llamado amplio al apoyo internacional para implementar el plan.

En el evento de alto nivel, el Secretario General de la ONU recordó que esos países requieren atención e inversiones a largo plazo por parte de toda la comunidad internacional, sobre todo para ayudarlos a mitigar los efectos del cambio climático e impedir que éstos frenen su desarrollo.

António Guterres subrayó el horror y el atraso que produce la destrucción causada por desastres debidos a fenómenos exacerbados por el calentamiento global.

“Lo he visto en Barbuda y Dominica y más recientemente en Bahamas. El huracán Dorian fue el infierno en la tierra”, dijo.

Guterres señaló que los pequeños Estados insulares han liderado las ambiciones y esfuerzos mundiales contra la amenaza climática, en línea con las recomendaciones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático y se refirió al compromiso que hicieron en la Cumbre sobre Acción Climática del lunes pasado de lograr la neutralidad de sus emisiones de carbono y operar un 100% con energías renovables para 2030.

“Pero el clima acumula injusticia sobre injusticia”, lamentó haciendo alusión a la contribución prácticamente nula de estos países al calentamiento global.

Ciclo insostenible

“Y debido a su condición de economías de renta media, muchos de ellos están atrapados en un ciclo acelerado e insostenible de desastres y deuda. El mundo tiene que actuar y romperlo”, apuntó.

“Llegó el momento de tomar grandes decisiones y hacer grandes inversiones en los pequeños Estados insulares en desarrollo. La declaración política de hoy clama por buscar formas de ayudarlos a gestionar los riesgos de desastres, a invertir en infraestructura resiliente ante el clima y a transitar hacia la energía renovable.”

Guterres resaltó que la declaración también urge a las instituciones internacionales a ayudar a esos países, en especial a los más endeudados, a acceder al financiamiento.

“Las soluciones existen y es momento de implementarlas”, puntualizó el Secretario General.

Jason Momoa defiende los océanos en la ONU

UN Photo/Laura Jarriel
Jason Momoa, actor y activista de los océanos

El actor de Acuamán, Jason Momoa, también participó en la Cumbre de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, donde hizo un llamado por los océanos.

Momoa originario de Hawai aseguró que hay ecosistemas enteros que están desapareciendo por el calentamiento del mar, y que los desechos del mundo continúan entrando en las aguas. “Hasta en el fondo del mar se encuentran nanopartículas de plástico”, dijo.

“Hay más partículas de plástico en el océano que estrellas en la Vía Láctea, es una vergüenza, y aun así la mayor amenaza para los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo es que islas enteras se están hundiendo en el mar por el gran volumen de emisiones producidas en países ricos”, dijo.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Guterres concluye su gira por Oceanía, ejemplo para el mundo de la lucha contra el cambio climático

El titular de la ONU ha podido comprobar de primera mano el impacto del calentamiento global en el Pacífico. “El cambio climático no puede ser detenido solo por los pequeños países insulares, sino por el resto del mundo”, dijo como colofón a su viaje reiterando su mensaje para transformar una forma de producción que nos está llevando al desastre.

Fiji se enfrentó a los escépticos y negacionistas y el mundo está escuchando

La fuerte tradición de responsabilidad social y social de Fiji y su "relación simbiótica" con su entorno, han convertido a su pueblo en "líderes mundiales naturales sobre el clima y el medio ambiente", ha asegurado António Guterres, que continúa su gira por Oceanía para concienciar sobre la urgencia de atacar el cambio climático y proteger los mares del planeta.