Salvar a los congoleños cuesta menos de 50 centavos al día por persona

13 Abril 2018

En solo un año se ha duplicado el número de personas que necesitan ayuda. En total, los planes de ayuda humanitaria de la ONU requieren 2200 millones de dólares para asistir a trece millones de personas. Sin embargo, la falta de financiación impide entregar esta ayuda vital.

Las Naciones Unidas necesitan 2200 millones de dólares para ayudar este año a quienes en la República Democrática del Congo no tienen comida ni medicamentos, y a los miles de refugiados que han abandonado el país.

Aunque la cifra puede parecer elevada, el coordinador de la ONU para los Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock explicó que “representa menos de 50 centavos al día para salvar y proteger a estas personas”, indicó este viernes

Sin embargo, el mayor impedimento para entregar la ayuda es la falta de financiación, manifestó el Secretario General de las Naciones Unidas en un video mensaje, durante la primera conferencia humanitaria intergubernamental de alto nivel para la República Democrática del Congo que se celebró este viernes en Ginebra y a la que no acudió el Gobierno. Lowcock aseguró al respecto que el Ejecutivo de Joseph Kabila "está asumiendo las riendas en esta crisis" y que la ONU lo apoya.

Pese a las mejoras llevadas a cabo por el Gobierno durante los últimos quince años, las necesidades humanitarias en la nación africana crecen debido a los conflictos étnicos, políticos y económicos, destacó Lowcock.

“La violencia étnica ha empeorado en el este. Algunas partes del país, que antes no habían sido afectadas por conflictos armados ni por desastres, han experimentado altos niveles de violencia durante el último año. La transición política crea tensiones”, dijo.

Añadió que el país se ha visto afectado por el “vertiginoso” descenso del precio de las materias primas que afectan a la moneda a incita una espiral de inflación y presiones al gasto público.

Todas estas circunstancias afectan gravemente a una población en la que trece millones de personas precisarán de ayuda humanitaria durante este año, el doble que el año pasado.

Entre los necesitados se encuentran unos siete millones y medio padecen por la escasez de alimentos, entre ellos cuatro millones de niños. El país ha sufrido, además, el peor brote de cólera en quince años y se enfrenta a una espiral de violencia sexual, que afecta especialmente a menores de edad.

Lowcok indicó al final de la conferencia que los donantes se han comprometido con 528 millones de dólares.

El destacado rol de las Naciones Unidas en el país

Durante el año 2017, las Naciones Unidas asistieron a unos siete millones de personas, que recibieron ayuda alimentaria y atención sanitaria.

Lowcock destacó que, ante el deterioro de la situación, la comunidad humanitaria en el país ha aumentado considerablemente y ofrece una respuesta cada vez más eficaz, con más de 150 organizaciones que trabajan conjuntamente.

La ONU tiene en marcha dos planes para afrontar la situación: el Plan de Respuesta Humanitaria y el Plan Regional de Respuesta a los Refugiados. El primero necesita 1700 millones de dólares para asistir a unos 10,5 millones de congoleses, el segundo 504 millones.

“Cientos de funcionarios de las Naciones Unidas y de las ONG han sido enviados a Kasai, Tanganyika y Kivu del Norte y del Sur. Establecimos cuatro centros de operaciones adicionales. Y se ha fortalecido la coordinación de los grupos temáticos”, especificó Lowcock.

Para paliar la falta de recursos financieros, la ONU ha ido aportando dinero del llamado Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia. En total, ha entregado 74 millones de dólares.