ONU rinde tributo a víctimas de genocidio en Rwanda

7 Abril 2004

Las Naciones Unidas, como el mundo entero, rinden tributo hoy a las víctimas del genocidio cometido en Rwanda hace diez años, el más flagrante del último medio siglo.

Según cálculos conservadores, 800.000 personas fueron brutalmente masacradas a partir del 7 de abril de 1994, un día después de que el avión que transportaba a los presidentes de Rwanda y Burundi fuera derribado por un misil cuando estaba a punto de aterrizar en Kigali, la capital rwandesa.

La matanza fue premeditada y planeada. Las víctimas eran del grupo étnico tutsi y algunas eran hutus liberales.

En las Naciones Unidas, cuya Asamblea General ha declarado el 7 de abril “Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio de Rwanda”, se observó un minuto de silencio y se tañó la campana de la paz.

“No debemos olvidar jamás nuestro fracaso colectivo de proteger a por lo menos 800.000 hombres, mujeres y niños indefensos”, dijo el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, durante una ceremonia en Ginebra, ante la Comisión de Derechos Humanos.

“Esos crímenes no pueden revertirse. Esas fallas no pueden repararse. Los muertos no pueden ser devueltos a la vida”, añadió Annan, y señaló que ni el Secretariado de las Naciones Unidas, ni el Consejo de Seguridad, ni ningún Estado miembro, ni la prensa internacional prestaron suficiente atención a las señales del desastre que se aproximaba.

Por su parte, el fiscal del Tribunal Internacional para Rwanda, Hassan Jallow, indicó que esa alta instancia ha dictado veredictos para 15 acusados, tres de los cuales fueron absueltos y el resto declarados culpables. Otros 21 están siendo juzgados, entre ellos ocho ministros.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android