El OIEA intenta enviar una misión a la central nuclear de ucraniana de Zaporizhzya

23 Julio 2022

Aunque el organismo no puede confirmar ni desmentir las noticias, las toma muy en serio y le preocupa la posibilidad de que se produzca un accidente nuclear en un país que cuenta con 15 reactores, de los cuales 10 están en activo en este momento.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, dijo este viernes que las recientes informaciones sobre la central nuclear de Zaporizhzya, en el sur de Ucrania, indican una situación cada vez más alarmante en ese lugar y pidió la máxima moderación para evitar cualquier accidente que pueda amenazar la salud pública en Ucrania y en otros lugares vecinos.

"Estas informaciones son muy preocupantes y subrayan aún más la importancia de que el OIEA acuda a la central de Zaporizhzya. Sigo esforzándome con determinación para acordar y dirigir una misión de seguridad y salvaguardias en la planta lo antes posible. Es urgente", indicó Grossi.

La agencia de la ONU no ha podido visitar la instalación ocupada por Rusia en el sur de Ucrania desde antes de que comenzara el conflicto hace cinco meses. Por tanto, no está en condiciones de confirmar o desmentir las informaciones sobre la mayor central nuclear del país, con seis reactores.

"Sin embargo, las tomamos muy en serio. Desde el comienzo del conflicto militar en Ucrania, el OIEA ha advertido sobre el riesgo de un grave accidente nuclear en un país con 15 reactores en cuatro centrales nucleares operativas. A la vista de los recientes informes no confirmados sobre sucesos en la central nuclear de Zaporizhzya o en sus proximidades, me preocupa seriamente este peligro muy real, con consecuencias potencialmente graves", agregó.

ARCHIVO: El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi (centro), habló con los periodistas durante una reciente visita a la central nuclear de Chornobil (Ucrania).
OIEA
ARCHIVO: El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi (centro), habló con los periodistas durante una reciente visita a la central nuclear de Chornobil (Ucrania).

Hay que evitar que el daño de una instalación

"Es extremadamente importante que no se lleve a cabo ninguna acción que pueda poner en peligro la seguridad de esta central, que además es la mayor de Europa. Durante un conflicto de esta naturaleza, una instalación nuclear puede resultar dañada involuntariamente. Hay que evitarlo a toda costa".  

En las últimas semanas, ha habido una serie de noticias -tanto en los medios de comunicación como en forma de comunicados oficiales recibidos por el OIEA- que sugieren que las ya difíciles y estresantes condiciones a las que se enfrenta el personal ucraniano de la planta se han deteriorado aún más, una cuestión de la que el OIEA ha hablado anteriormente. Además, en los últimos días ha habido informes que indican otros peligros potenciales para la seguridad de la planta.

El máximo responsable de la agencia de la ONU ha subrayado en repetidas ocasiones que el OIEA debe poder enviar una misión a la central nuclear de Zaporizhzya para llevar a cabo las actividades esenciales de seguridad, protección y salvaguardias

Como organización independiente e imparcial, la presencia del OIEA también sería crucial para tener un mejor conocimiento de la situación en la central nuclear, que está controlada por las fuerzas rusas desde el 4 de marzo, pero que sigue siendo operada por su personal ucraniano, dijo.

En relación con las salvaguardias, el Organismo Internacional de Energía Atómica sigue recibiendo datos a distancia de las cuatro centrales nucleares operativas, pero sigue experimentando una pérdida parcial de transferencia de datos de Chornobyl, explicó Grossi.

Ucrania informó hoy por separado al OIEA de que diez de los 15 reactores de energía nuclear del país están actualmente conectados a la red, incluidos tres en la central de Zaporizhzya, tres en la Rivne, dos en la South Ukraine y dos en la Khmelnytskyy.

Los demás reactores se han apagado para su mantenimiento periódico. Los sistemas de seguridad siguen funcionando en las cuatro centrales nucleares, y también siguen disponiendo de energía fuera de las instalaciones, dijo Ucrania.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.