Ataques aéreos y bombardeos ponen en riesgo a más de 3 millones de sirios en Idlib

23 Diciembre 2019

El portavoz de las Naciones Unidas aseguró que gracias a una pausa humanitaria negociada por la ONU se logró el paso seguro de más de 2500 personas que huyeron de la zona que está siendo bombardeada, y pidió a las partes proteger la seguridad de los civiles.

La ONU sigue profundamente preocupada por la seguridad y protección de más de tres millones de civiles en Idlib, dijo el portavoz del Secretario General este lunes.

Stéphane Dujarric indicó que más de la mitad de las personas en el área han sido desplazadas internamente, luego de ataques aéreos continuos.

“El sábado, la ONU negoció una pausa humanitaria de seis horas que permitió el paso seguro de más de 2500 personas. Continuamos realizando esfuerzos con todas las partes para abogar por la protección y la seguridad de todos aquellos que desean salir de las áreas impactadas”, expresó el portavoz.

En los últimos tres días, se informó que unas 39 comunidades se vieron afectadas por bombardeos en el norte de Hama, el sur de Idlib y las provincias de Alepo occidental, mientras que otras 47 comunidades fueron golpeadas por ataques aéreos.

Los recién desplazados se suman a los más de 400.000 mujeres, niños y hombres que han huido como resultado de las hostilidades desde finales de abril. Muchos de ellos han sido desplazados varias veces.

“Las Naciones Unidas instan a todas las partes a garantizar la protección de los civiles y a permitir el acceso sostenido y sin obstáculos de todos los actores humanitarios para proporcionar asistencia vital a los necesitados”, dijo Dujarric.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La división política estanca la esperanza de los sirios

El Gobierno y la oposición del Comité Constitucional de Siria permanece dividido sobre su agenda por lo que las negociaciones se encuentran estancadas. Mientras tanto, el Consejo de Seguridad falla en ponerse de acuerdo para pasar una resolución que garantice la entrega de ayuda humanitaria en las fronteras del noroeste del país el próximo año.

Miles de mujeres y niños están recluidos en condiciones inhumanas en Siria e Iraq

La ONU ha dado la voz de alarma sobre su precaria situación humanitaria y recuerda que los menores de edad no pueden ser detenidos, excepto como último recurso. La violencia sexual es, además, motivo de especial preocupación. También teme que las hostilidades en curso puedan exacerbar aún más las terribles condiciones de este grupo altamente vulnerable.