La agenda de la igualdad no es infinita

31 Mayo 2019

La acción mundial para lograr la igualdad entre el hombre y la mujer debe estar consolidada para evitar la fragmentación de medidas y lograr así un verdadero avance. Para ello, la agenda de género necesita metas específicas que puedan cumplirse en el menor tiempo posible.

Casi 25 años después de la Plataforma de Acción de Beijing, adoptada durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, la paridad de género no se ha alcanzado, tampoco se ha logrado acabar con la violencia contra la mujer y, a pesar de los avances en la educación de la mujer, no es una situación perfecta.

Por ese motivo,  Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres aseguró durante una entrevista con Noticias ONU, que la agenda de la igualdad “no es infinita”.

Esa agenda “debe abordar la fragmentación para no hacer cientos de cosas sin lograr una avance significativo”, explicó Mlambo-Ngcuka, durante una visita a México para dar el banderazo de salida de la Iniciativa Spotlight, un proyecto de la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas, orientado a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

Parte de lo que queremos hacer es identificar los problemas importantes en los que tenemos que unirnos y colaborar para generar un cambio duradero e irreversible.

“Parte de lo que queremos hacer, cuando estemos en el Foro Global de Beijing +25 el próximo año, es identificar los problemas importantes en los que tenemos que unirnos y colaborar para generar un cambio duradero e irreversible”, explica la alta funcionaria.

La Plataforma de Beijing, más vigente que nunca

Para definir las acciones concretas que deben tomarse a nivel global, se trabaja ya en el análisis de la Plataforma de Acción de Beijing adoptada en 1995, pero que, a decir de Mlambo-Ngcuka, sigue más vigente que nunca. El análisis se dará a conocer en el próximo Foro Global de Beijing +25 en el año 2020, del que México será coanfitrión.

“Cada país tiene que entregar su informe con las contribuciones de la sociedad civil, del gobierno, del mundo académico para tener información reciente de lo que ha ocurrido en los últimos años, de qué va a pasar, y cuáles son las brechas y los logros. Así generaremos un informe global para observar cuál es el estatus del mundo”.

Abordar el machismo

Al recordar que en la mayoría de los casos las mujeres son asesinadas por sus propias parejas o familiares, la directora ejecutiva de ONU Mujeres hizo hincapié en la necesidad de trabajar directamente con niños y hombres para abordar lo que definió como la masculinidad tóxica.

“Lo hemos hecho a través de la campaña He for She. Tratamos de motivar a los hombres a relacionarse con las mujeres de una manera respetuosa. Pero también nos gustaría ver que se aplica la ley cuando los responsables cometen crímenes contra las mujeres; que haya rendición de cuentas, porque de esa manera es posible disuadir a los responsables de la violencia para que dejen de hacerlo. Así que hay que crear mecanismos para proteger a las mujeres, desincentivando la violencia”.

También nos acercaremos a los hombres y niños para que ayuden a cambiar los estereotipos que perpetúan la violencia contra las mujeres.

En el marco del lanzamiento de la iniciativa Spotlight en México, Phumzile Mlambo-Ngcuka dijo que se busca reforzar las instituciones que se encargan de combatir la violencia contra las mujeres y que ayudarán a identificar las brechas en la implementación de las políticas existentes para que se pueda combatir la desigualdad.

“También apoyaremos a la sociedad civil, ya que ésta es esencial para la implementación de programas al nivel de las necesidades básicas, pero también nos acercaremos a los hombres y niños para que ayuden a cambiar los estereotipos que perpetúan la violencia contra las mujeres”, concluyó

Iniciativa Spotlight

Para esta iniciativa mundial, la Unión Europea destinó 500 millones de euros. En América Latina se implementará en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

Spotlight busca prevenir y eliminar los feminicidios; que las mujeres y las niñas que sean víctimas de violencia accedan a más y mejores servicios de apoyo y protección; que tengan acceso a la justicia en condiciones de libertad, seguridad y sin discriminación, y que conozcan sus derechos y las instancias a las que pueden acudir en caso de ser violentadas. 

La iniciativa se centra en seis pilares sobre como mejorar las normas y las políticas para evitar discriminación y la violencia; fortalecer a las instituciones responsables de prevenir, investigar, sancionar y eliminar la violencia, especialmente el feminicidio; cambiar normas sociales, formas de pensamiento y conductas; garantizar y hacer accesibles los servicios de salud, sociales, legales y policiales de calidad; mejorar los sistemas de recolección de datos que permitan tomar decisiones informadas de política pública; y fortalecer los grupos de mujeres y organizaciones de la sociedad civil que promueven los derechos de este sector de la población. 

Información preparada por nuestro Centro de Información en México.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

América Latina, la ONU y la Unión Europea unidas contra el feminicidio

Gracias al “coraje político” de un grupo de países latinoamericanos y al apoyo de una iniciativa conjunta de la ONU y la Unión Europea, el jueves se anunció una inversión de 50 millones de euros en varios países de la región destinada a acabar con el flagelo del feminicidio, el homicidio de mujeres y niñas sólo por su género.

En México, las mujeres no se sienten seguras

Pese a la creación de leyes, el número de feminicidios va en aumento en México. Ante esa situación el Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer ha emitido recomendaciones urgentes para que se frenen la violencia y la marginación que tienen en la mira a las mujeres y niñas mexicanas. Noticias ONU ha hablado con la madre de una de las víctimas y con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, entidad que colabora con ONU Mujeres.