Gaza, hambre... Las noticias del miércoles

8 Mayo 2019

El coordinador humanitario para los territorios palestinos ocupados ha elevado a 29 la cifra de palestinos muertos y más de 200 heridos el pasado fin de semana por los enfrentamientos entre milicianos de Gaza y el ejército israelí. En Israel, hubo 4 fallecidos.  El hambre sigue creciendo en Oriente Medio y el norte de África. 52 millones de personas no tienen suficientes alimentos, según ha informado la FAO. 

29 palestinos murieron en Gaza por bombardeos del ejército israelí

El coordinador humanitario para los territorios palestinos ocupados ha elevado a 29 la cifra de palestinos muertos y más de 200 heridos el pasado fin de semana por los enfrentamientos entre milicianos de Gaza y el ejército israelí. En Israel, hubo 4 fallecidos. 

Jamie McGoldrick citó entre las necesidades más urgentes de la población palestina el suministro de comida y la situación crítica de los hospitales. 

Desde el inicio de las llamadas "Marchas de retorno", que tienen lugar cada viernes desde hace trece meses en Gaza, 29.000 palestinos han sido heridos, de ellos 7000 por disparos israelíes. Los hospitales no pueden tratar a 1700 heridos que necesitan cirugías complejas por falta de suministros, equipos y cirujanos. 

“Estamos corriendo contra el tiempo en algunos casos y la osteomielitis, infección de huesos, supondrá una crisis. Necesitamos tratar eso, prevenirlo, porque si no será necesario hacer amputaciones. Desde el comienzo de las marchas ha habido que hacer 120 amputaciones y hay 20 niños entre esos amputados”.

La ONU solicitó 350 millones de dólares a principios de año, pero solo ha recibido un 14%. El Programa Mundial de Alimentos y UNWRA, que proveen alimentos para un millón de palestinos, también están en una situación alarmante de financiación.

52 millones de personas pasan hambre en Oriente Medio y norte de África

 

El hambre sigue creciendo en Oriente Medio y el norte de África. 52 millones de personas no tienen suficientes alimentos, según ha informado la FAO. 

El número de personas que pasan hambre ha aumentado desde 2011, el año a partir del cual se han desatado revueltas y conflictos en varios países de la zona. 

La Organización para la Alimentación y la Agricultura señala en un comunicado que entre 2015 y 2017 más de dos tercios de las personas que pasaban hambre en la región, alrededor de 34 millones, vivían en países afectados por la violencia, como Iraq, Libia, Siria, Sudán y Yemen. 

A este paso es dudoso que se pueda erradicar la malnutrición en la zona para 2030 y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El aumento del hambre está también relacionado con un rápido crecimiento demográfico, la escasez de recursos naturales, el cambio climático, el desempleo y los menguantes servicios rurales.

La inseguridad en el Sahel está "en niveles sin precedentes"

FAO/IFAD/PMA/Luis Tato

Precisamente varios altos cargos de la ONU han alertado hoy de que la situación de inseguridad y violencia en el Sahel ha alcanzado “niveles sin precedentes”

Los coordinadores humanitarios para Burkina Faso, Mali y Níger aseguran que las necesidades humanitarias sobrepasan los recursos disponibles, en un momento en el que la violencia amenaza con extenderse a la costa oeste de África. 

Solo en abril hubo más de 150 incidentes que se han cobrado más de 300 vidas en estos tres países. La violencia se suma al impacto de una grave sequía en la zona el año pasado. 

“Muchas de las comunidades afectadas por la violencia ya estaban en una situación muy dura. Para ellos la devastación es doble”, dijo el coordinador en Mali. 

En un año, el número de desplazados se ha multiplicado por cinco, hasta los 330.000, a lo que se suman 100.000 refugiados. Más de 1800 escuelas han cerrado y 80 centros de salud han clausurado o funcionan parcialmente.
“No podemos subrayar lo suficiente la urgencia de la situación. El futuro de toda una generación está en juego”, dijo el coordinador en Burkina Faso. 

La ley para la protección de la familia de Guatemala no respeta los derechos humanos

UNICEF / Tanya Bindra

La Ley para la protección de la vida y la familia que se debate en Guatemala presenta “inconsistencias con respecto a las normas sobre derechos humanos” y estigmatiza conceptos diversos de familia, según un comunicado publicado por el sistema de Naciones Unidas en el país.

La iniciativa que debate el Congreso establece penas para cualquier tipo de aborto, salvo el terapéutico y prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, además de establecer que la familia nuclear está constituida por “el padre, la madre y los hijos”.

Para la ONU, esta Iniciativa de ley vulnera los derechos a la igualdad y no discriminación, a la libertad de expresión, la igualdad en la familia y la educación. “En particular, los contenidos de esta iniciativa limitan los derechos sexuales y reproductivos y puede contribuir al odio y a la violencia con base en la diversidad sexual e identidad de género”, indica el comunicado.

Escúchalo y compártelo
 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.