La violencia de la guerra no perdona a nadie, mucho menos a las mujeres y las niñas

24 Julio 2018

El auge y resurgimiento de la violencia de género en medio de los conflictos continúa a pesar de que desde hace 10 años el Consejo de Seguridad lo tiene catalogado como una seria amenaza para la paz.

Con la finalidad de proteger sus derechos cuando se encuentran en medio de las conflagraciones, la representante especial de las Naciones Unidas sobre Violencia sexual en los conflictos, Pramila Patten, y la presidenta del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, Dalia Leinarte, firmaron este martes un marco de cooperación entre sus respectivas oficinas.

"Esta es una hoja de ruta para guiar nuestros esfuerzos conjuntos para abordar los factores estructurales de la violencia sexual mediante la protección y promoción de los derechos de las mujeres y niñas en situación de riesgo”, manifestó Patten. “A través de la rendición de cuentas podemos prevenir y disuadir estos horrendos crímenes y combatir la cultura de la impunidad que los sustenta".

En marzo, Patten publicó un reporte en el que se lista a por lo menos 19 países en conflicto en los que se verificó información sobre atrocidades que se cometieron contra mujeres y niñas entre enero y diciembre de 2017.

Hace 10 años, el Consejo de Seguridad adoptó la resolución innovadora 1820, que elevó a la violencia sexual relacionada con los conflictos al nivel de amenaza a la seguridad y un impedimento para la restauración de la paz.

Así se reconoció que la violencia de género en medio de la guerra no es aislada o aleatoria, sino que son parte integral de las operaciones, ideología y estrategia económica de una gama de actores estatales y grupos armados no estatales.

En todas las regiones, la violencia sexual ha sido perpetrada en público o presenciada por seres queridos para aterrorizar a las comunidades y fracturar a las familias.

“Las guerras todavía se libran sobre los cuerpos de las mujeres, para controlar su producción y reproducción por la fuerza. En todas las regiones, la violencia sexual ha sido perpetrada en público o presenciada por seres queridos para aterrorizar a las comunidades y fracturar a las familias mediante la violación de tabúes, lo que significa que nada es sagrado y nadie está a salvo”, detalla el reporte.

El reporte incluyó por primera vez a las fuerzas armadas de Myanmar que presuntamente cometieron actos de violencia sexual en contra de la minoría rohingya, apuntando que esta práctica se utilizó por "las partes beligerantes para atacar y alterar la identidad étnica o religiosa de los grupos perseguidos", algo equivalente a un genocidio.

La firma del nuevo marco plantea establecer un programa que ayude a la implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la mujer, la paz y la seguridad y la violencia sexual en el conflicto.

Países en conflicto donde se reportó violencia de género en 2017

  • Afganistán
  • República Centroafricana
  • Colombia
  • República Democrática del Congo
  • Irak
  • Libia
  • Mali
  • Myanmar
  • Somalia
  • Sudán del Sur
  • Sudán
  • Siria
  • Yemen

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.