Un 67% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia en El Salvador

17 Abril 2018

El país centroamericano tiene una de las tasas de muertes violentas de mujeres más altas del mundo y persiste una cultura de discriminación de género que perpetúa los patrones de violencia. La ONU ha pedido al Gobierno que redoble sus esfuerzos para acabar con esa situación.

Las Naciones Unidas en el país han reiterado este martes su llamado a las autoridades, las instituciones naciones y la sociedad para que combatan esta práctica y castiguen la impunidad.

El llamamiento pide, en definitiva, “garantizar una vida libre de violencia para las niñas, las adolescentes y las mujeres” salvadoreñas, señala la ONU en un comunicado, en el que se condena esta violencia de género.

“Para erradicarla es imperioso atacar la impunidad, investigar estos hechos e impartir pronta justicia. Asimismo, es preciso que la sociedad se movilice y se solidarice a favor de las niñas, adolescentes y mujeres que sufren agresiones”, declaró el representante de la ONU en El Salvador, Salazar Volkmann.

La tasa de muerte violenta de mujeres en El Salvador es de 13,49 por cada cien mil mujeres, una de las más altas del mundo, según datos de la Policía Nacional Civil.

Además, según la Encuesta Nacional de Violencia contra la Mujer 2017, 67 de cada cien salvadoreñas mayores de 15 años han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas, pero sólo el 6 % lo denuncia, mientras el resto no lo hace por miedo, por vergüenza o porque pensaron que no las creerían.

“La persistencia de una cultura de discriminación basada en el género, las profundas desigualdades económicas y la impunidad son factores que reproducen y perpetúan los patrones de violencia”, se lee en la nota.

Recomendaciones para acabar con la violencia

Por todo ello, la ONU anima al Estado salvadoreño a investigar los casos de feminicidio, garantizar el acceso de la mujer al sistema de justicia y acabar con la impunidad.

También le urge a continuar aplicando las leyes existentes para enfrentar la violencia y la discriminación, así como los instrumentos de políticas públicas que apoyan su implementación.

Reforzar los tribunales especializados y los servicios de la Policía dedicados a la mujer también son acciones recomendadas para garantizar el acceso a la justicia de las mujeres en el país.

Más allá de la violencia, la ONU insta a mejorar la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, en el sector empresarial y en la política.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.