Honduras elimina el principal transmisor de la enfermedad de Chagas

11 Marzo 2018

El padecimiento, endémico en 21 paises de América Latina, es potencialmente mortal y se transmite a los seres humanos por las heces de los insectos conocidos como chinches o vinchucas.
 

Los expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) certificaron que Honduras ha eliminado el insecto Rhodnius Prolixus, principal vector de la enfermedad de Chagas.

El país posee una larga historia de prevención, control y atención de este padecimiento, como parte de la Iniciativa de Chagas de Centroamérica y México. Desde el 2010, junto con la OPS y una Comisión Internacional de expertos, ha estado trabajando para lograr su eliminación.

La enfermedad o mal de Chagas es provocado por el parásito Tripanosoma cruzi, que se propaga por la picadura de los insectos triatominos, más conocidos como chinches, y es uno de los mayores problemas de salud pública en América Central y del Sur.


Los síntomas pueden ser fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o torácico en la fase aguda, trastornos cardiacos y alteraciones digestivas, neurológicas o mixtas en la fase crónica. Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita o insuficiencia cardiaca por la destrucción progresiva del músculo cardiaco.

Los expertos de la OPS, así como varios especialistas de Argentina y Brasil, llamaron al país a seguir considerando esta enfermedad como prioridad y continuar asignando recursos suficientes y oportunos para lograr su eliminación completa.

La enfermedad, en datos de la OPS

  • Se calcula que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por Trypanosoma cruzi, el parásito causante de la enfermedad de Chagas, la mayoría de ellas en América Latina.
  •  Inicialmente, la enfermedad de Chagas estaba confinada a la Región de las Américas, principalmente en América Latina, pero se ha propagado a otros continentes desde entonces.
  •  La infección por Trypanosoma cruzi se puede curar si el tratamiento se administra al poco tiempo de producirse la infección.
  •  En la fase crónica de la enfermedad, un tratamiento antiparasitario puede frenar o prevenir la progresión de la enfermedad.
  •  Hasta un 30% de los enfermos crónicos presentan alteraciones cardiacas y hasta un 10% padecen alteraciones digestivas, neurológicas o combinadas. Todas estas manifestaciones pueden requerir un tratamiento específico.
  •  El control vectorial es el método más útil para prevenir la enfermedad de Chagas en América Latina.
  •  El diagnóstico de la infección en las embarazadas, sus recién nacidos y los hemanos es esencial.