Sudán: Ban pugna por celebración pacífica y libre de referendos

24 Septiembre 2010

El Secretario General de la ONU advirtió hoy que los dos referendos de autodeterminación que tendrán lugar en Sudán en enero próximo deben celebrarse de manera pacífica y libre, sin ningún tipo de intimidación.

Ban Ki-moon moderó una reunión especial de alto nivel sobre Sudán convocada en el marco del debate de la 65ª Asamblea General de las Naciones Unidas, que contó con la asistencia de los líderes de la Unión Africana; del presidente estadounidense, Barack Obama; y de los vicepresidentes sudaneses del norte y del sur, Ali Osman Taha y Salva Kiir Mayardit.

En su discurso de apertura del evento, Ban afirmó que las expectativas de los referendos son altas para Sudán, para África y para la comunidad internacional en su conjunto.

Por lo mismo, instó a las partes a aceptar los resultados y a hacer planes para cualquiera que sean éstos, sin acciones unilaterales y apegándose al Acuerdo Amplio de Paz de 2005 que estipula la realización de los referendos.

“El pueblo sudanés no puede darse el lujo de la reanudación del conflicto, debemos ayudar a los sudaneses a encontrar una vía pacífica en uno de los pasajes más importantes de la historia de su país”, dijo Ban.

Agregó que independientemente del resultado, el norte y el sur deben coexistir pacíficamente.

“Los sudaneses del norte y el sur deben negociar acuerdos que reflejen la realidad de una historia compartida y de recursos compartidos. Acuerdos sobre la gestión de fronteras, sobre ciudadanía, migración, seguridad, deuda y activos”, subrayó el jefe de la ONU.

En los referenda del 9 de enero de 2011, los sudaneses del sur decidirán si se separan del país o si permanecen como parte del mismo.

Por su parte, los habitantes de Abyei –el área petrolera del centro de Sudán –, votarán para resolver si esta zona seguirá bajo la administración del norte del país o si se acogerá al gobierno del sur.

La guerra civil entre el norte y el sur de Sudán terminó con el Acuerdo Amplio de Paz de 2005 luego de dos décadas que causaron la muerte de dos millones de personas.

Al referirse a la región de Darfur, al oeste del país, Ban instó a todas las partes a sumarse al proceso de paz y a implementar un cese de hostilidades que beneficie a los civiles y permita el trabajo de los trabajadores humanitarios.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.