ONUSIDA insta a laicos y religiosos a trabajar para contener el VIH en América Latina

24 Octubre 2007

El aumento en la propagación del VIH-SIDA en América Latina es en buena medida resultado del uso insuficiente del condón, afirmó Alberto Stella, coordinador del Programa de la ONU contra el SIDA (ONUSIDA) para Honduras, Guatemala y Costa Rica.

El experto declaró que durante años, la promoción del preservativo ha sido satanizada en la región, bajo la falsa premisa de que provoca un aumento de la actividad sexual, criterio que ha sido refutado por la ciencia.

Tras recordar que casi la mitad de los mil millones de devotos que tiene la Iglesia Católica en el mundo vive en América Latina, y que ésta se opone a los contraceptivos, Stella consideró que esta institución podría jugar un papel importante en la contención de la epidemia.

“Tenemos que recolocar el tema sobre la mesa para un diálogo más constructivo con la Iglesia… sería importante que se consiga un nivel de diálogo y de comprensión sobre la eficacia del condón y sobre el hecho de que éste puede ayudarnos en ese ideal común de organizaciones laicas y religiosas de defender la vida”, dijo Stella.

En la región, unos dos millones de personas son portadores del virus o han desarrollado el SIDA. En 2006 fueron reportados 410.000 casos, casi 100.000 más que el año anterior.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.