América Latina necesita más participación de la sociedad civil para combatir el SIDA, dice el Banco Mundial

18 Noviembre 2003

América Latina debe movilizar aún más a la sociedad civil que tiene contacto directo con los grupos de alto riesgo para evitar que el VIH/SIDA se propague a la población en general, como ha ocurrido en Honduras y Brasil, señaló hoy el Banco Mundial.

En un estudio titulado “VIH/SIDA en los países de América Latina: los retos del futuro”, la institución destacó la urgencia de involucrar a la población en general en el combate contra la enfermedad y recordó que el grueso de los gastos que genera el padecimiento se financian con recursos públicos.

En Honduras, se calcula que cerca del 2% de la población adulta está infectada, y en el sur del Brasil, las relaciones heterosexuales se han convertido en la forma principal de transmisión de la enfermedad.

Una de las conclusiones claves de la investigación, realizada en 17 países que abarcan desde México hasta Argentina, es que América Latina cuenta con la infraestructura organizativa y profesional para contrarrestar la enfermedad y evitar los efectos que se ven en otras regiones.

El Banco Mundial advirtió que si la epidemia no se mantiene bajo control, el VIH-SIDA someterá a los sistemas de salud a una presión muy aguda que causará significativas pérdidas económicas.

Según el informe, en 2001 fueron infectados 130.000 adultos y niños en la región, de los cuales murieron 80.000. Pero los investigadores calculan que América Latina podría tener 30% más casos de SIDA y 40% más casos de VIH de los que constan en las estadísticas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android