ACNUR ondea banderas a media asta por muerte de trabajador en Sudán

29 Marzo 2006

Las banderas de las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en todo el mundo ondean hoy a media asta para recordar a un trabajador humanitario iraquí fallecido anoche a causa de las heridas infligidas durante un ataque contra las instalaciones de ese organismo hace dos semanas en el sur de Sudán.

“Una vez más, la comunidad humanitaria llora la muerte de un amigo y un colega que murió tratando de ayudar a otros en un lugar que ya ha visto demasiado sufrimiento”, dijo António Guterres, titular del ACNUR.

Nabil Bahjat Abdulla, de 48 años, especializado en logística, trabajaba en la preparación del retorno de cientos de miles de refugiados sudaneses asentados en países vecinos.

El 15 de marzo pasado sufrió heridas graves en el ataque y fue trasladado a un hospital en Nairobi, donde falleció.

El atentado fue cometido por asaltantes no identificados y, además de herir en ese momento a Abdulla, costó la vida de un guardia y de uno de los perpetradores. Seis funcionarios internacionales que también se encontraban en las instalaciones salieron ilesos.

De 1990 a la fecha, 22 funcionarios del ACNUR han muerto mientras cumplían con su trabajo.

 

Participa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Son solo cuatro minutos.
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android