23 Julio 2021

Guatemala ha servido desde los años 90 en multitud de operaciones de paz de las Naciones Unidas. Uno de sus comandantes cuenta a Noticias ONU como entró en el Ejército y se alistó para estar al servicio de la paz.

Desde 1994, cuando desplegó tres contingentes en la Misión de las Naciones Unidas en Haití (UNMIH), Guatemala ha estado participando en distintas operaciones de paz. Entre los años 2004 y 2017, el país centroamericano ha enviado 17 contingentes de policías militares que participaron en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), así como observadores militares y oficiales de Estado Mayor a diferentes áreas de misión entre ellas a Costa de Marfil, Sudán del Sur, la República Democrática del Congo, Darfur, Líbano, Abyie, Sudán, Colombia, Mali y la República Centro Africana.

Entre las principales actividades de los contingentes guatemaltecos figuran la planificación operacional, el apoyo en entrenamiento, los reconocimientos aéreos y terrestres, las patrullas de largo alcance, las guías aéreas, y las operaciones de incursión y recuperación o rescate de personal importante o miembros de las Naciones Unidas.

En Noticias ONU, hemos entrevistado al comandante del contingente de fuerzas especiales de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO), Armando Emiliano Zaldaña Vásquez, quien nos ha contado su experiencia en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU.

El comandante Zaldaña Vásquez es responsable del contingente guatemalteco "GUASFOR" la única fuerza de operaciones especiales en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo.
MONUSCO
El comandante Zaldaña Vásquez es responsable del contingente guatemalteco "GUASFOR" la única fuerza de operaciones especiales en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo.

¿Por qué decidió unirse a las fuerzas armadas de su país?

Desde pequeño admiraba con mucho respeto a los que pertenecían al Ejército de Guatemala. Fue una decisión muy voluntaria, con una visión bien definida de ser oficial del Ejército y agradeciendo el apoyo incondicional principalmente de mis padres, que en todo momento estuvieron al tanto de mi desempeño como estudiante de la escuela politécnica, hasta graduarme como oficial del Ejército en el año de 1995.

¿Cómo se convirtió en un miembro de las operaciones de paz de la ONU, lo que se conoce popularmente como un casco azul? ¿Es esta su primera Misión?

Para poder optar a una plaza de contingente de fuerzas especiales, principalmente de comandante, se pasa por un proceso de selección. Posteriormente se da inicio con los procesos de entrenamiento y capacitación orientados al mandato ya establecido y firmado. Sí, esta es mi primera misión y estoy muy satisfecho del trabajo realizado y el trabajo que realiza el contingente como una unidad única de fuerzas especiales en la MONUSCO.

¿Cuáles son sus responsabilidades en la MONUSCO y cómo es su día típico?

Todas las actividades que se realizan están apegadas a las ordenes emanadas del comandante de la fuerza; principalmente las operaciones militares son bajo las órdenes directas del comandante.

Un día típico en el campamento es entrenar con la unidad, ya que el concepto que se maneja en la unidad es: se está de operaciones o se está entrenando.

¿Cuál ha sido el momento más desafiante para tu contingente?

Todo el trabajo que realiza el contingente está establecido en el memorándum de entendimiento entre la MONUSCO y el país (Guatemala) y los trabajos que se realizan siempre serán desafiantes tomando en cuenta que la seguridad en la República Democrática del Congo es muy variante y volátil. Algo desafiante para todo el personal es iniciar una Misión bajo ese contexto y el de una pandemia que afecta a todo el mundo. También lo es dejar una familia por un largo periodo con lo desafiante de la pandemia.

¿Cuál ha sido el momento más gratificante para ti a nivel personal?

Los momentos gratificantes es guiar a un grupo de hombres y mujeres que lo único que tienen en mente es el concepto de servicio. Asimismo, como comandante, es gratificante estar ya al final de la misión con el personal completo y preparados para regresar a casa.

Miembros del contingente guatemalteco de la Misión de la ONU desplegada en la República Democrática del Congo interactúan con la población local y les ayudan en sus tareas diarias.
MONUSCO
Miembros del contingente guatemalteco de la Misión de la ONU desplegada en la República Democrática del Congo interactúan con la población local y les ayudan en sus tareas diarias.

¿Cuál ha sido el impacto del covid-19 en su trabajo y en el trabajo de sus tropas?

Hasta la fecha no se ha registrado ningún caso de COVID-19 en el personal; sin embargo, nos vimos limitados en el desarrollo de muchas actividades relacionadas con acercamiento con la población o con llevar a cabo actividades con otros contingentes. De la misma manera las licencias fueron muy estrictas y apegadas a las órdenes del cuartel general.

¿Qué tipo de interacción tienen con la población local?

Pues se han efectuado acercamientos con las comunidades aledañas al campamento, visitas a orfanatos, entrega de útiles escolares a escuelas, entrega de medicina al centro de salud de Sake, actividades con niños, piñatas, platicas a jóvenes y mujeres, concienciación sobre la importancia de la mujer en la sociedad, concientización sobre la pandemia del COVID-19, actividades deportivas y una gran variedad de actividades para dar a conocer el mandato de la MONUSCO.

Miembros del contigente guatemalteco de la Misión de la ONU desplegada en la República Democrática del Congo ayudan a la población a protegerse del COVID-19.
MONUSCO
Miembros del contigente guatemalteco de la Misión de la ONU desplegada en la República Democrática del Congo ayudan a la población a protegerse del COVID-19.

¿Cómo se ha estado adaptando?

Fue bastante rápida la adaptación a las actividades de la MONUSCO. Todo militar siempre está acostumbrado a cumplir órdenes y hacer de su trabajo una vida.

¿Ha participado en alguna actividad de apoyo a la población o autoridades con respecto a la respuesta a la crisis del COVID-19?

He participado directamente en capacitaciones a personas locales para el manejo y el cuidado de la pandemia principalmente para la aplicación de las medidas de precaución a escuelas y centros de salud.

¿Tiene un mensaje para su compatriota que le gustaría unirse al mantenimiento de la paz de la ONU?

A todos mis compatriotas un saludo cordial desde la República Democrática del Congo. Los invito a participar en estas misiones de paz, ya que hay muchas personas que las necesitan, principalmente en este país que ha sido azotado por las diferentes grupos con intereses particulares.

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.