Vacunas Sinovac, COVID-19, migrantes… Las noticias del miércoles

29 Septiembre 2021

La OPS pondrá a disposición de los países de las Américas casi 90 millones de dosis de vacunas de Sinovac del COVID-19. La oficina de derechos humanos denuncia que, en todo el mundo, sigue habiendo personas y organizaciones que sufren “represalias e intimidación” por cooperar con la ONU. Los Estados no ayudan a las familias a buscar a los migrantes desaparecidos, asegura la OIM.

La OPS cierra un acuerdo con Sinovac para comprar casi 90 millones de vacunas del COVID-19

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha cerrado un acuerdo con el fabricante chino Sinovac y negocia con otros productores para conseguir vacunas para los estados de la región interesados en comprarlas. 

“Sinovac ofrece 8,5 millones de dosis para este año y 80 millones adicionales para 2022. Y estamos en negociaciones avanzadas con otros dos productores que ofrecen dosis”, detalló el doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la agencia de la ONU para la salud en el continente.

Esas vacunas estarán disponibles para compras a través del Fondo Rotatorio de la Organización, no para donaciones, detalló Barbosa, que dijo que el Banco Interamericano de Desarrollo está ofreciendo préstamos.

Por el momento, han recibido solicitudes iniciales de 24 países de la región interesados.

La OPS se encuentra en negociaciones con todos los productores que tienen autorización de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud, porque el Fondo Rotatorio solo puede adquirir vacunas de productores que tienen este certificado.

La Organización ha ayudado a COAX a repartir 50 millones de dosis en la región, incluyendo casi 14 millones de vacunas donadas.

ONG, activistas y periodistas de todo el mundo sufren represalias por colaborar con la ONU

[ARCHIVO] Joven prisionero saca sus manos a través de los barrotes de una cárcel
© UNICEF/Roger LeMoyne
[ARCHIVO] Joven prisionero saca sus manos a través de los barrotes de una cárcel

Un informe de la oficina de derechos humanos denuncia que, en todo el mundo, sigue habiendo personas y organizaciones que sufren “represalias e intimidación” por cooperar con la ONU.

El informe recoge denuncias de “detenciones y encarcelamientos arbitrarios, pero también de torturas y malos tratos, e incluso de muertes bajo custodia, asesinatos y desapariciones forzadas”.

Durante el periodo del informe, del 1 de mayo de 2020 al 30 de abril de 2021, cerca de 50 personas fueron detenidas, aunque también se observa la liberación condicional de detenidos en Arabia Saudí y Venezuela.

El reporte destaca que activistas y periodistas han sido atacados en las redes sociales tras intervenir en reuniones de la ONU o por enviar información.

En América Latina, el informe incluye casos nuevos de México, Nicaragua y Venezuela.  

En México, el personal del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, una ONG en Jalisco, fue “objeto de acoso, estigmatización, vigilancia y ataques en línea desde junio de 2020” a raíz de su cooperación con la ONU.

En Nicaragua, la aplicación de la Ley 140 de Regulación de Agentes Extranjeros, aprobada en octubre de 2020, “está afectando a la capacidad y la voluntad de la sociedad civil de cooperar con las Naciones Unidas”.

En Venezuela, “las condiciones de detención de algunas personas empeoraron tras su cooperación con la ONU”. Relatores y expertos denunciaron “la estigmatización de cinco ONG y dos personas por parte de altos funcionarios del Estado a raíz de su cooperación con la ONU”, la detención arbitraria y posterior liberación de cinco miembros de la ONG Azul Positivo, y expresaron su preocupación por una ley que restringiría la financiación extranjera de las ONG.

El informe además hace seguimiento de denuncias anteriores en Colombia, Cuba y Guatemala.

Los Estados no ayudan a las familias a buscar a los migrantes desaparecidos, denuncia la OIM

ACNUR y la OIM alertan del aumento de las muertes de migrantes y refugiados en el mar
ACNUR / Markel Redondo
ACNUR y la OIM alertan del aumento de las muertes de migrantes y refugiados en el mar

La Organización Internacional para las Migraciones critica que los Estados no tengan “respuestas institucionales adecuadas” para buscar a los migrantes desaparecidos y advierte de las dificultades que se encuentran las familias.

El Proyecto Migrantes Desaparecidos ha elaborado un informe a partir de un estudio con 76 familias de migrantes desaparecidos en Etiopía, Zimbabue, España y el Reino Unido. 

La investigación ha demostrado que debido a las “respuestas inadecuadas” por parte de los Gobiernos, las familias tuvieron que recurrir al uso de “redes informales”, incluyendo a otros migrantes, asociaciones comunitarias y traficantes, para poder emprender sus búsquedas.

También pone de relieve que cuando las familias (o los activistas que actúan en su nombre) denuncian la desaparición de los migrantes a las autoridades, a menudo se los presiona para que den información acerca de los traficantes que organizaron el viaje, en lugar de pedir datos sobre la desaparición en sí. 

La agencia de la ONU recomienda que los Estados y los actores internacionales relevantes establezcan “hojas de ruta específicas” para manejar los casos, y también que creen formas seguras y accesibles para denunciar las desapariciones.  

El hondureño Santiago Ávila gana el Premio Nansen de ACNUR

Santiago Ávila Corrales, un trabajador social hondureño, es el ganador regional para las Américas del Premio Nansen para los Refugiados de este año, un galardón humanitario otorgado anualmente por ACNUR. 

Santiago Ávila nació en una de las colonias más violentas de Tegucigalpa, la capital de Honduras. El asesinato de su hermano menor por integrantes de una pandilla obligó al resto de la familia a abandonar su hogar. Desde hace 10 años Santiago ha dedicado su vida a lograr que los jóvenes hondureños puedan escapar de las pandillas. 

Actualmente, dirige Jóvenes contra la Violencia, una organización que crea espacios seguros para niños y jóvenes en situación de riesgo. 

“Muchas de estas personas jóvenes son ‘seducidas’ por las maras y las pandillas. No quieren ser parte de ellas, pero no hay más grupos en su comunidad. Por eso vamos y creamos un grupo nuevo, para que chicos y chicas tengan una alternativa,” explicó Santiago Ávila. 

Honduras es el cuarto país del mundo con más ciudadanos que han pedido asilo y hay al menos 247.000 desplazados por la violencia dentro del país.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.