Más incendios acaban con el campamento de refugiados de Moria y dejan a 11.500 personas en la calle

11 Septiembre 2020

Los refugiados están durmiendo en los campos y playas de la isla de Lesbos, en Grecia, y la ONU está preocupada por su salud en medio de la pandemia de COVID-19, con varias personas que ya han dado positivo al virus. 

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresó este viernes su conmoción y tristeza por la serie de incendios en la isla de Lesbos que destruyeron casi todo el centro de asilo de Moria, dejando a miles de hombres, mujeres y niños en la calle.

El incendio inicial estalló la noche del martes 8 de septiembre y causó grandes daños en miles de refugios y zonas comunes para solicitantes de asilo. Otros fuegos se encendieron en la tarde del miércoles y el jueves. Los últimos incendios han afectado los campamentos adyacentes al Centro de Recepción e Identificación de Moria, en lo que se conoce como “Olivar”, y destruyeron lo que quedaba disponible para alojar a los necesitados.

Si bien hasta la fecha no se han reportado víctimas, los incendios han dejado a 11.500 solicitantes de asilo, entre ellos 2200 mujeres y 4000 niños, sin un refugio adecuado y durmiendo al aire libre durante las últimas noches en las calles, el campo y las playas. Entre ellos se encuentran personas vulnerables, niños muy pequeños, mujeres embarazadas, personas mayores y personas con discapacidad.

“ACNUR ha estado ofreciendo apoyo a las autoridades griegas para ayudar a proteger y auxiliar a los solicitantes de asilo afectados por los incendios, movilizando recursos y asistencia. Estamos proporcionando socorro de emergencia para garantizar que las personas no duerman al aire libre”, informó este viernes la portavoz de la Agencia ante periodistas en Ginebra.

© UNHCR
El incendio destruyó el 80% del campamento de refugiados en Moria, Isla de Lesbos, Grecia.

Una emergencia dentro de otra

Shabia Mantoo aseguró que a la situación ya desesperada se suma la pandemia de coronavirus, con varios casos confirmados recientemente en el campamento de Moria.

“Las personas que dieron positivo por COVID-19 deben recibir lo antes posible atención especial, arreglos de aislamiento y tratamiento y apoyo médico. ACNUR ha aconsejado a todos los que anteriormente estaban en el campamento que restrinjan sus movimientos hasta que se encuentren soluciones temporales”, dijo.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que han enviado dos equipos médicos de emergencia a la isla para atender a los refugiados.

“La OMS está lista para enviar suministros médicos si se necesitan, además de los servicios que ya estaban funcionando y han sido parcialmente interrumpidos por los incendios”, expresó la portavoz Fadela Chaib.

Se necesitan soluciones a largo plazo

La Agencia de la ONU para los Refugiados pidió que, en medio de la situación desafiante, todas las partes actúen con moderación y se abstengan de acciones o retóricas que puedan aumentar las tensiones.

Además, pidió a las autoridades que identifiquen soluciones a largo plazo para los refugiados y solicitantes de asilo en Lesbos y otras islas griegas.

“ACNUR ha resaltado durante mucho tiempo la necesidad de abordar la situación y las condiciones de los solicitantes de asilo en las islas del mar Egeo. Los incidentes de Moria demuestran la necesidad desde hace mucho tiempo de tomar medidas para mejorar las condiciones de vida, aliviar el hacinamiento, mejorar la seguridad, la infraestructura y el acceso a los servicios en los cinco centros de recepción de las islas griegas”, señaló la portavoz.

La Agencia dio la bienvenida a los recientes anuncios hechos por países europeos de que acogerán a los menores no acompañados y familias con niños que se encuentran en Grecia.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La ONU lamenta el incendio que dejó a 12.600 refugiados desplazados en Moria, en Grecia

Al menos 4000 niños, entre ellos menores no acompañados, quedaron en la calle luego de que su campamento en la isla de Lesbos fuera consumido por las llamas. La tragedia agrava la situación de estas personas, que de por sí se encontraban hacinadas en el centro de recepción en medio de la pandemia de COVID-19.

Los centros de refugiados de las islas griegas están saturados

Miles de refugiados viven en centros de acogida sobrepoblados del mar Egeo. ACNUR solicita su traslado más rápido a Grecia continental y mejoras en los espacios de refugio temporal. Los niveles de aglomeración no eran tan altos desde marzo del año 2016.