La ONU dona 250.000 máscaras a Nueva York, la ciudad más afectada por el coronavirus en Estados Unidos

28 Marzo 2020

“En nombre de la comunidad de las Naciones Unidas y de los cuerpos diplomáticos, les digo que esperamos sinceramente que esta modesta contribución haga una diferencia”, dijo el Secretario General. Las máscaras serán entregadas a los profesionales de la salud en la ciudad sede de la ONU.

El Secretario Nacional de las Naciones Unidas anunció este sábado la donación de 250.000 máscaras protectoras a la ciudad de Nueva York, la urbe con más casos de coronavirus COVID-19 en Estados Unidos.

En un comunicado, António Guterres señaló que esos cubrebocas exceden los requerimientos de la ONU y que serán entregados a los profesionales de la salud de Nueva York, quienes han trabajado incansablemente con valentía y abnegación para responder a la propagación del COVID-19 en los distintos condados de la ciudad.

Esos trabajadores realizan su labor con la esperanza de salvar vidas, apuntó Guterres.

“Hablamos con una sola voz al expresar nuestro apoyo decidido a esta gran ciudad y a su orgullosa población”, afirmó. 

Agregó que para el personal de la ONU, Nueva York no es sólo la sede de la Organización, sino que es una capital internacional vibrante mediante la cual el mundo se comunica, debate, comercia y prospera.

Esperamos sinceramente que esta modesta contribución haga una diferencia.

“En nombre de la comunidad de las Naciones Unidas y los cuerpos diplomáticos, les digo que esperamos sinceramente que esta modesta contribución haga una diferencia”, subrayó el Secretario General.

Informó también que la ONU y la Misión de Estados Unidos ante la Organización están trabajando con la oficina del alcalde de la ciudad para garantizar la rápida entrega de ese equipo protector a las instalaciones médicas neoyorquinas.

Noticias ONU/Daniel Dickinson
Las tiendas de la ciudad de Nueva York han tomado medidas para que sus clientes mantengan distancia entre ellos.

Nueva York en el epicentro 

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, hasta ayer viernes 27 de marzo, Estados Unidos había reportado 85.228 casos confirmados de COVID-19 y 1243 muertes a causa de la enfermedad que ese virus produce.

Esas cifras lo colocaban en el segundo país con más personas infectadas, sólo detrás de Italia, cuyos casos sumaban 86.498 y los muertos hasta el jueves eran 8165. 

Para frenar el ritmo de propagación, las autoridades estatales y locales de varios lugares de Estados Unidos han instruido a su población para que se quede en casa. Esta disposición mantiene actualmente a más de 230 millones de personas en el país sin salir de sus hogares más que a hacer compras esenciales.

Nueva York se ha convertido en el epicentro de la epidemia en Estados Unidos. Según despachos de prensa, hasta este sábado se habían identificado más de 52.000 casos y al menos 720 muertos.

Dentro del estado, la ciudad de Nueva York concentra le mayor número de personas infectadas. El viernes por la noche, las autoridades municipales informaron de más de 26.000 casos y 450 fallecimientos.

Aunque la ciudad ha publicado una serie de guías para sus residentes, la oficina del alcalde indicó que algunas personas no las están siguiendo, por lo que estudia la posibilidad de aplicar multas de 500 dólares a quienes no respeten las reglas de distanciamiento social durante la emergencia. Se espera que la decisión se anuncie este fin de semana.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Los principales órganos de la ONU trabajan sin descanso para combatir el coronavirus

El presidente de la Asamblea General, el del Consejo de Seguridad, el del Consejo Económico y Social y el Secretario General de la ONU reafirmaron este viernes la total entrega y funcionamiento de la Organización durante la crisis global que ha provocado la pandemia de coronavirus.

Coronavirus: La ONU sigue trabajando y dispuesta a servir a las personas

En respuesta a la constante propagación del coronavirus COVID-19, la ONU ha reforzado las medidas para proteger tanto a su personal como a todas las personas que acuden a sus oficinas alrededor del mundo y, al mismo tiempo, garantiza que seguirá cumpliendo con los mandatos fundamentales de la Organización. A su vez, continuará prestando su apoyo para salvar las vidas de los más necesitados.