Coronavirus: La ONU sigue trabajando y dispuesta a servir a las personas

15 Marzo 2020

En respuesta a la constante propagación del coronavirus COVID-19, la ONU ha reforzado las medidas para proteger tanto a su personal como a todas las personas que acuden a sus oficinas alrededor del mundo y, al mismo tiempo, garantiza que seguirá cumpliendo con los mandatos fundamentales de la Organización. A su vez, continuará prestando su apoyo para salvar las vidas de los más necesitados.

El Secretario General de la ONU envió este viernes un correo electrónico dirigido a todo el personal de las Naciones Unidas donde afirma categóricamente que la Organización "sigue funcionando", y especificó que "nuestro trabajo se efectuará desde distintos lugares, utilizando diferentes tecnologías".

António Guterres subrayó la necesidad de "reducir la presencia física" en la sede de la ONU en Nueva York, que será sustituida por una jornada completa de teletrabajo, con la excepción del personal cuyas tareas son consideradas esenciales y quienes deberán acudir a sus puestos de trabajo. Estas condiciones laborales excepcionales quedan pendientes de una posterior evaluación que se efectuará dentro de tres semanas.

El titular de la ONU añadió que el personal de la sede en Nueva York seguirá apoyando de forma decisiva al resto de las principales oficinas de la Organización en Ginebra, Nairobi y Viena, así como a las misiones sobre el terreno, y también a una serie de actividades intergubernamentales que deben continuar, como la labor del Consejo de Seguridad.

"En los próximos días y semanas, dependeremos más que nunca del sentido de la responsabilidad y la profesionalidad de cada uno", dijo Guterres el viernes por la noche. " Confío plenamente en el compromiso del personal de cuidarse mutuamente, al tiempo que seguimos trabajando para las personas a las que ayudamos".

SIGA NUESTRO NUEVO PORTAL DE CONSEJOS Y ACTUALIZACIONES SOBRE EL CORONAVIRUS.

El portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, informó el viernes a los periodistas acreditados ante la Organización sobre las dos principales preocupaciones de las Naciones Unidas: en primer lugar, mantener a salvo a todos los que trabajan en el complejo de la ONU, o que lo visitan en horario normal, y ayudar a la ciudad de Nueva York a disminuir la curva de COVID-19 a medida que se propaga.

"En paralelo, la segunda prioridad es garantizar que el trabajo de la ONU continúa. Tenemos 100.000 efectivos de mantenimiento de la paz sobre el terreno, decenas de miles de trabajadores humanitarios que necesitarán apoyo. Y puedo asegurarles que, ya sea la Sra. [Rosemary] DiCarlo, el Sr. [Jean-Pierre] Lacroix, el Sr. [Mark] Lowcock... Todos los demás altos cargos de la Organización están totalmente volcados en asegurar que continúe el trabajo y el apoyo".

Dujarric puso como ejemplo a los trabajadores humanitarios que tienen la misión de aplicar medidas de mitigación para limitar la propagación del coronavirus en algunas de las poblaciones más vulnerables de la tierra: "lo mismo ocurre con nuestras operaciones de mantenimiento de la paz... Y por eso cambiamos las rotaciones de las tropas, tratamos de limitar las rotaciones, retrasamos algunas rotaciones. Queremos garantizar la protección de los más vulnerables por el mayor tiempo posible" 

ONU Ginebra/Daniel Johnson
Vista panorámica del Palacio de las Naciones, sede de la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (ONUG), antes de una tormenta de nieve. 01 de febrero de 2019.

Actividad de las Oficinas de la ONU en Ginebra, Viena y Nairobi

Con más de 1600 funcionarios, el Palacio de las Naciones en Ginebra es la segunda localización de la ONU con más personal después de Nueva York. Su directora general, Tatiana Valovaya, destacó, al igual que Guterres, la importancia de implementar un teletrabajo eficiente y que "los edificios anexos permanecerán abiertos, pero el trabajo se hará de forma diferente".

Por su parte, la directora del Servicio de Información de las Naciones Unidas en Ginebra, Alessandra Velluci, destacó que el personal entendió perfectamente el mensaje del Secretario General, de que las Naciones Unidas están ahí para "cumplir con su parte" en estos tiempos difíciles que coinciden con la propagación del COVID-19.

"En vista de algunos casos de COVID-19 en organizaciones internacionales de Ginebra, a partir del 16 de marzo todo el personal de las Naciones Unidas en el Palacio de las Naciones trabajará a distancia, a menos que su presencia en el edificio sea necesaria", dijo.

"No obstante, el sistema de las Naciones Unidas en Ginebra continuará trabajando en las crisis de migrantes y refugiados, ejecutando proyectos de desarrollo sostenible, debatiendo cuestiones de derechos humanos y medidas relacionadas con el comercio y, sobre todo, apoyando los arduos esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud y sus socios en la lucha contra la pandemia".

En la sede de las Naciones Unidas en Viena, que acoge al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la Organización de Desarrollo Industrial (ONUDI) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), entre otras, el teletrabajo también empezará este lunes.

"Estas medidas se adoptaron tras asesoramiento médico y pensando principalmente en el bienestar de los funcionarios y sus familias ", afirma una declaración conjunta de los jefes de las principales organizaciones con sede en Viena. "Como parte de la comunidad de nuestro país anfitrión, Austria, todos podemos contribuir a tratar de contener la propagación del COVID-19 y reducir el riesgo de transmisión".

Asimismo, en la sede de las Naciones Unidas en África ubicada en Nairobi, la capital de Kenya, también se pondrá en marcha el trabajo a distancia "en la medida en que sea compatible con la continuidad de las actividades, a fin de reducir sustancialmente la exposición del personal a los desplazamientos y a otras zonas de gran afluencia", afirmó el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric. 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Tres mil millones de personas no tienen como lavarse las manos para protegerse del coronavirus

El lavado de manos con jabón, cuando se hace correctamente, es fundamental en la lucha contra la nueva enfermedad por coronavirus COVID-19 y muchas otras más, pero miles de millones de personas no tienen acceso a un lugar para lavarse las manos.

Diez consejos básicos para protegerse del coronavirus, según la OMS

¿En realidad se necesitan mascarillas?, lavarse las manos, limpiar las superficies, alejarse de lugares públicos abarrotados, evitar los lugares con poca ventilación y evitar los viajes, están entre los consejos que ha compartido el director de la Organización Mundial de la Salud. Para la mayoría de las personas,  el coronavirus comienza con fiebre y tos seca, no con secreción nasal.