Guterres aboga por el respaldo del sistema financiero internacional al desarrollo sostenible

26 Septiembre 2019

Más de 200 billones de dólares de capital privado invertidos en los mercados financieros producen rendimientos muy bajos o incluso pérdidas. Esos fondos podrían canalizarse a proyectos productivos sostenibles que acarrearían mejores beneficios a los inversionistas e impulsarían el desarrollo. El Secretario General llamó a aumentar la ambición en materia de financiamiento al desarrollo.

El mundo está muy lejos de otorgar a los planes de desarrollo los recursos necesarios, públicos o privados, para cumplir con la Agenda 2030, advirtió este jueves el Secretario General de la ONU en su discurso de apertura del Diálogo de Alto Nivel sobre Financiamiento al Desarrollo, celebrado en el marco del debate de la Asamblea General.

António Guterres explicó que la Asistencia Oficial al Desarrollo ha disminuido y que las crecientes deudas soberanas limitan el gasto dedicado a avanzar hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Casi un tercio de los países menos desarrollados sufren por sus altos niveles de deuda. La situación de los pequeños Estados insulares en desarrollo, que padecen el elevado costo de la devastación por eventos relacionados con el clima y se encuentran muy endeudados, es particularmente preocupante”, dijo.

Para aliviar esta situación y encausar al mundo hacia un desarrollo sostenible y justo, Guterres llamó a alinear el sistema financiero internacional con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Hay más de 200 billones de dólares de capitales privados invertidos en los mercados financieros globales que a menudo producen rendimientos insignificantes o incluso negativos. Estos fondos pueden canalizarse hacia proyectos de inversión sostenibles más productivos, quizá mediante instrumentos financieros innovadores”, señaló Guterres.

Pasos a seguir

Reconoció que existen señales esperanzadoras, como el crecimiento de un 45% del mercado de fondos verdes, pero subrayó que hace falta mucho más que eso.

Aunque consideró que aún es muy alto el costo de las remesas, se refirió a las medidas para reducirlo, afirmando que abaratar esas transacciones haría que esa importante fuente de financiamiento tuviera un papel todavía más relevante en las economías nacionales y favorecería a los más vulnerables, entre ellos las familias de los migrantes.

El titular de la ONU delineó cuatro pasos a seguir para financiar la Agenda 2030.

  • Eliminar los impedimentos para el financiamiento a largo plazo y alentar al sector financiero a tomar en cuenta los riesgos reales de las prácticas insostenibles.
  • Apoyar a los países en la movilización de recursos nacionales para financiar sus estrategias de desarrollo sostenible.
  • Revertir la exclusión de los servicios financieros que ha afectado a mucha gente, dando especial atención a las mujeres, sobre todo a las más pobres, a las emprendedoras y a las cabezas de familia. Los países menos desarrollados, donde es más bajo el financiamiento privado, también deben ser una prioridad.
  • Convertir en un imperativo la cooperación internacional para acabar con la evasión fiscal, la corrupción y los flujos financieros ilícitos que cada año privan a los países en desarrollo de miles de millones de dólares de recursos para el desarrollo. La cooperación también es necesaria para afrontar el nuevo desafío de gravar la economía digital.

También es crítico que la comunidad de donantes mantenga e incremente el nivel de asistencia oficial al desarrollo en línea con los compromisos asumidos en 2015 en Addis Abeba durante la conferencia sobre financiamiento al desarrollo.

Buscar nuevas opciones

Guterres indicó que los bancos multilaterales de desarrollo podrían promover el financiamiento mixto, reducir los riesgos del financiamiento privado a proyectos clave y aportar fondos para infraestructura, especialmente en los países que captan suficiente inversión privada. “Precisamos encontrar maneras de que el gran capital fluya hacia los proyectos pequeños”, apuntó.

En este sentido, adelantó que el mes próximo convocará a 30 presidentes ejecutivos de cada región para lanzar la Alianza Global de Inversionistas para el Desarrollo Sostenible, que administraría casi 16 billones de dólares.

Para concluir, el Secretario General reiteró su llamado a aumentar el financiamiento al desarrollo, a la acción contra el cambio climático y a las inversiones que permitan que los mercados crezcan, los negocios prosperen y la gente viva dignamente.

La ONU estima que hacen falta entre 5 y 7 billones de dólares de inversión anual para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por otra parte, las proyecciones indican que el logro de esas metas generaría una derrama de 12 billones de dólares en la economía global y crearía 380 millones de empleos nuevos para 2030.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

La ONU adopta una declaración para acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El titular de la ONU asegura que la Agenda 2030 está cobrando vida, gracias a que los Gobiernos están integrándola en sus estrategias nacionales, al tiempo que los municipios, las empresas y la sociedad civil, incluidos los jóvenes, están adoptando medidas para conseguir sus metas. No obstante, reconoció que estamos lejos de donde deberíamos estar.

Seis cosas que hay saber sobre el cumplimiento de la Agenda 2030

La lucha contra la pobreza y la degradación medioambiental no es suficientemente ambiciosa. Pese a la riqueza de las acciones desplegadas para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las personas más vulnerables continúan siendo las que más sufren. Explicamos las seis conclusiones más importantes del último informe sobre el estado actual de la Agenda 2030.