Guterres: crece el peligroso discurso sobre la utilidad de las armas nucleares

26 Septiembre 2019

El titular de la ONU advierte que el sistema de control armamentístico se va desmoronando paulatinamente mientras crece la desconfianza en las relaciones entre las potencias nucleares.

Pese a los avances producidos en la reducción de arsenales nucleares liderados especialmente por los Estados poseedores de esas armas, el Secretario General de las Naciones Unidas observó este jueves que se ha estancado ese proceso e, incluso, teme que se esté invirtiendo.

Durante un encuentro de alto nivel en conmemoración del Día Internacional de la Eliminación Total de las Armas Nucleares celebrado en la sede de la ONU en Nueva York, António Guterres alertó de que las relaciones entre las potencias nucleares se guían por la desconfianza.

La única manera real de eliminar la amenaza de las armas nucleares es eliminar las armas nucleares

“El peligroso discurso sobre la utilidad de las armas nucleares va en aumento. Está en marcha una carrera cualitativa de armas nucleares. El sistema de control de armamentos, construido con mucho cuidado, se está desmoronando. Las divisiones sobre el ritmo y la magnitud del desarme son cada vez mayores”.

La amenaza inminente de las armas nucleares

Guterres lamentó la reciente finalización el Tratado sobre las armas nucleares de alcance intermedio por parte de Estados Unidos y Rusia al indicar que “el mundo perdió un inestimable freno a la guerra nuclear”.

No obstante, animó a ambas naciones a ampliar el Tratado sobre la Reducción de Armas estratégicas denominado “New START” con el objetivo de proporcionar estabilidad y el tiempo necesario para negociar futuras medidas de control de armamentos.

Del mismo modo, reiteró su llamado a que todos los Estados partes a participar en la Conferencia de Revisión 2020 del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares y cumplir con sus objetivos de prevenir una guerra nuclear. También les pidió facilitar la eliminación de ese tipo de arsenal.

El titular de la ONU destacó que la celebración de hoy es “un importante recordatorio” de la amenaza inminente que supone la bomba atómica y la necesidad de encontrar soluciones compartidas.

Añadió que “hay muchos caminos hacia un mundo libre de armas nucleares” y aseguró que el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares es “la piedra angular del régimen de desarme y la no proliferación”.

 “Las armas nucleares representan un peligro inaceptable para la humanidad. No olvidemos que la única manera real de eliminar la amenaza de las armas nucleares es eliminar las armas nucleares”, finalizó el Secretario General.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android. O subscríbete a nuestro boletín.]

“Nunca más” se han de usar

CTBTO
Crateres en un antiguo campo de pruebas nucleares de la antigua Unión Soviética en Semipalatinsk, en Kazajistán.

Previamente, el presidente de la Asamblea General, Tijjani Muhammad-Bande, inauguró el evento recordando que las Naciones Unidas nacieron en un “momento de devastación y desconfianza”, refiriéndose a la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

“La tragedia que supuso el primer uso de la bomba atómica hace que sea crucial que hagamos todo lo posible para garantizar que también sea la última vez que se despliegan esas armas. ‘Nunca más’, debe seguir siendo nuestro principal lema”. 

Muhammad-Bande recordó que el Secretario General puso en marcha un ambicioso programa de desarme y que su éxito dependerá tanto de los Estados como de todo el mundo.

En el turno de intervención de los Estados miembros, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, manifestó que estamos en un momento en el que debemos tomar “pasos valientes” para superar los dos grandes riesgos existenciales que amenazan la supervivencia de la humanidad: las armas nucleares y la crisis climática.

Alvarado Quesada destacó que esos dos peligros solo podrán enfrentarse “mediante acciones concretas y de acción multilateral” y que construir un mundo libre de armas nucleares no depende únicamente de los países que las poseen sino de toda la comunidad internacional.

“El proceso que se arraigó el 7 de julio de 2017 con la adopción del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares tiene claro su trayectoria: emprendimos un camino sin retorno hacia la búsqueda de la prohibición y la eliminación de ese atroz armamento”.

El mandatario costarricense declaró estar “entusiasmado” con el creciente número de firmas y ratificaciones conseguidas “que nos acerca a la entrada en vigor del Tratado” y alentó a los Estados que todavía no lo han hecho a firmarlo y ratificarlo rápidamente.

““Menos gasto en armamento o acumulación, y más inversión en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y el cambio climático ese es el imperativo”, remarcó Alvaro Quesada.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

La perspectiva de una guerra nuclear es la "más alta en generaciones"

El uso de armas nucleares, ya sea intencionalmente, por accidente o por error de cálculo, es una de las mayores amenazas actuales para la paz y la seguridad internacionales. Las posibles consecuencias de una guerra nuclear serían globales y afectarán a todos los Estados. La revisión del Tratado de No Proliferación es una oportunidad de oro para garantizar una seguridad colectiva.

Desde las granadas hasta las bombas nucleares, Guterres lanza un nuevo plan de desarme

Salvar a la humanidad, salvar vidas, salvar a las futuras generaciones, estas son las tres prioridades del plan de desarme integral presentado este jueves por el Secretario General de las Naciones Unidas, en el que propone desde la reducción de cabezas nucleares hasta la regulación de las armas pequeñas o las basadas en la inteligencia artificial y pasando por la creación de mecanismos para garantizar la rendición de cuentas de quienes utilicen armas químicas o biológicas.