La OMS recomienda enérgicamente el uso del dolutegravir como mejor opción para el tratamiento contra el VIH

22 Julio 2019

El dolutegravir es un medicamento más efectivo, más fácil de tomar y con menos efectos secundarios que los medicamentos alternativos que se usan actualmente y los riesgosde defectos del tubo neural son significativamente más bajos de lo que los estudios iniciales pueden haber sugerido.

Sobre la base de la nueva evidencia que evalúa los beneficios y los riesgos, la Organización Mundial de la Salud recomienda el uso del medicamento contra el VIH dolutegravir (DTG) como el tratamiento de primera y segunda línea preferido para todas las poblaciones, incluidas las mujeres embarazadas y las que tienen potencial de maternidad.

Los estudios preliminares pusieron de relieve un posible vínculo entre el DTG y los defectos del tubo neural (defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal que causan afecciones como la espina bífida) en bebés nacidos de mujeres que usan el medicamento en el momento de la concepción. Este posible problema de seguridad se informó en mayo de 2018 en un estudio en Botswana que detectó 4 casos de defectos del tubo neural en 426 mujeres que quedaron embarazadas mientras tomaban DTG. Sobre la base de estos hallazgos preliminares, muchos países aconsejaron a las mujeres embarazadas y las mujeres en edad fértil que tomen efavirenz (EFV).

Los nuevos datos de dos grandes ensayos clínicos que comparan la eficacia y la seguridad del DTG y el EFV en África ahora han ampliado la base de evidencia. Los riesgos de los defectos del tubo neural son significativamente más bajos de lo que los estudios iniciales pueden haber sugerido.

El grupo de guías también consideró modelos matemáticos de los beneficios y daños asociados con los dos medicamentos; los valores y preferencias de las personas que viven con el VIH, así como los factores relacionados con la implementación de los programas de VIH en diferentes países y el costo.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.]

Más eficaz, más fácil de tomar y con menos efectos

El DTG es un medicamento más efectivo, más fácil de tomar y con menos efectos secundarios que los medicamentos alternativos que se usan actualmente. También tiene una alta barrera genética para desarrollar resistencia a los medicamentos, lo cual es importante dada la tendencia creciente de la resistencia a los regímenes basados en EFV y nevirapina. En 2019, 12 de los 18 países encuestados por la Organización Mundial de la Salud informaron que los niveles de resistencia a los medicamentos antes del tratamiento superaban el umbral recomendado del 10%.

Todos los hallazgos anteriores contribuyeron a la decisión de actualizar las directrices de 2019 y hacer esta nueva recomendación.

En 2019, se informó que 82 países de ingresos bajos y medios estaban en transición a regímenes de tratamiento de VIH basados en el DTG. Las nuevas recomendaciones  apuntan a ayudar a más países a mejorar sus políticas de VIH.

En cuanto a cualquier medicamento, la elección informada es importante. Cada decisión de tratamiento debe basarse en una discusión informada con el proveedor de salud que sopesa los beneficios y los riesgos potenciales.

La Organización Mundial de la Salud también destaca la importancia de brindar información y opciones para ayudar a las mujeres a tomar una decisión informada. Con este fin, ha creado a un grupo asesor de mujeres que viven con el VIH de diversos orígenes para asesorar sobre cuestiones de políticas relacionadas con su salud, incluida la sexual y reproductiva.

No obstante, la OMS destaca la necesidad de monitorear continuamente el riesgo de defectos del tubo neural asociados con el DTG.

Vídeo relacionado

Los datos y cifras de 2017 reflejan el progreso mundial hacia la erradicación del VIH/SIDA y la eliminación de esta amenaza para la salud pública, marcando también el trabajo que todavía queda por hacer. 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Para terminar con el sida, se necesita la cobertura sanitaria universal

El mundo no está en el camino correcto para alcanzar el objetivo de eliminar el sida como una amenaza de salud pública en 2030. Las nuevas infecciones de VIH registraron un aumento del 29% en Europa del Este y Asia Central, del 10% en Oriente Medio y África del Norte y del 7% en América Latina. Los expertos piden repensar la respuesta a la epidemia.

Los avances contra el sida no están a la altura de las ambiciones globales

Treinta años después de celebrarse la primera jornada contra el sida, tenemos que decidir lo que haremos para frenar la diseminación del virus de la inmunodeficiencia humana, si pondremos fin a la epidemia para 2030, o si las generaciones futuras seguirán sufriendo la carga de este padecimiento devastador, dijo el Secretario General de la ONU.