António Guterres condena el asesinato de altos funcionarios del Gobierno en Etiopía

23 Junio 2019

El jefe de gabinete del Ejército y un gobernador regional etíope perdieron la vida en sendos ataques descritos por el Gobierno del país como un intento de golpe de Estado. La ONU condenó los crímenes y llamó a evitar la violencia.

El Secretario General de la ONU expresó gran preocupación por los acontecimientos ocurridos en Etiopía este fin de semana, cuando el gobernador de la Región Nacional de Amhara fue asesinado junto con un asesor; mientras que en Addis Abeba, la capital del país, fueron abatidos el jefe de gabinete del Ejército, el general Seare Mekonnen, y otro militar de alto rango.

El general Mekonnen era un aliado clave del primer ministro etíope, Abiy Ahmed.

En un comunicado, António Guterres, llamó este domingo a “todas las partes implicadas a actuar con mesura y evitar la violencia, así como cualquier acción que pudiera socavar la paz y la estabilidad en Etiopía”.

Según los despachos de prensa, el primer ministro del país africano dio un mensaje por televisión en el que afirmó que el Gobierno tiene la situación bajo control y urgió a la ciudadanía a cerrar filas frente al intento de golpe en Amhara.

Las autoridades suponen que los asesinatos en Amhara están relacionados con la violencia interétnica registrada en la región. El Gobierno ha informado que muchos de los participantes en la acción golpista ya han sido arrestados.

El primer ministro Ahmed asumió su cargo en abril del año pasado. Desde entonces, ha implementado cambios importantes en las políticas nacionales, transformando así las relaciones del país con su vecino Eritrea. Además, ha llevado a cabo una serie de reformas internas relevantes.

Guterres acogió con beneplácito el compromiso del primer ministro y del Gobierno de Etiopía “de garantizar que los responsables de estas acciones sean procesados ante la justicia”.

Del mismo modo, refrendó el apoyo de la ONU al Gobierno etíope “en sus esfuerzos por abordar los desafíos actuales”.

Las disputas étnicas de larga data en Etiopía, que generalmente tienen que ver con los derechos a la tenencia de la tierra, han causado el desplazamiento de cerca de tres millones de personas.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.