Salvemos a Tuvalu y al resto del mundo de hundirse bajo el mar

17 Mayo 2019

El punto más alto de Tuvalu está a menos de cinco metros sobre el nivel del mar. La isla afronta una amenaza existencial causada por la subida de las aguas de los océanos, uno de los efectos más inmediatos del cambio climático. António Guterres pide al mundo que actúe para detener esta catástrofe.

"Debemos evitar que Tuvalu se hunda y que el mundo se hunda con Tuvalu", dijo el Secretario General de la ONU en un tweet publicado durante su viaje al Pacífico Sur.

Tras destacar que Tuvalu está "en la línea de frente más extrema de la emergencia" que el mundo sufre por el cambio climático, señaló que, el aumento de los mares que amenaza con ahogar a esta nación insular, “es una señal de lo que nos depara a todos".

En una conferencia de prensa conjunta con el Primer Ministro de Tuvalu, Enele Sosene Sopoaga, António Guterres dijo a los periodistas que este país "está en la primera línea de la guerra contra el cambio climático porque el cambio climático está afectando a Tuvalu de una manera más dramática que en cualquier otra parte del mundo".

El titular de la ONU profesó su "enorme admiración" porque la nación isleña “ha decidido resistir" y está implementando "un programa de adaptación y resiliencia que es algo que todo el mundo debería admirar y apoyar".

Los responsables deben cambiar sus políticas

Pero para que la amenaza desaparezca “es necesario que los Gobiernos que todavía están causando los problemas que afectan a Tuvalu, comprendan que deben cambiar".

Guterres dejó claro que los países responsables del calentamiento global deben alterar las políticas de energía y transporte, junto con la forma en que administran sus ciudades y usan los combustibles fósiles "para que se pueda detener el impacto en Tuvalu.

"El cambio climático no se puede detener en Tuvalu, se debe detener en el resto del mundo", explicó el Secretario General, y recordó que la ONU será la anfitriona de la Cumbre sobre el Clima de 2019 en Nueva York "para asegurarse de que todos los países acepten el compromiso de que debemos ser globalmente neutros en emisiones de carbono para 2050 y limitar así el aumento de temperatura media de la tierra a 1,5 grados”.

Al mismo tiempo, Guterres expresó su "profunda solidaridad" y el "apoyo total" de la ONU al Gobierno y al pueblo de Tuvalu en sus esfuerzos decididos por preservar el país, "física, cultural, económica y socialmente, como un rico componente del Pacífico y de la comunidad internacional”.

"En ninguna parte he visto los impactos desgarradores de esta emergencia más crudamente que en Tuvalu, donde conocí a familias cuyas casas están amenazadas por el implacable aumento de los mares", añadió.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

El cambio climático, un problema muy personal

No es una cuestión de glaciares y osos polares, nos afecta a todos. Como profesionales, periodistas, académicos. Como madres, padres, mujeres, hombres, hijos. Las consecuencias del calentamiento de la tierra, los desastres naturales y la amenaza de una inminente destrucción de los medios de sustento en el planeta, son literalmente una lucha por nuestras vidas. Ese es el mensaje de un grupo de mujeres activistas en el Día Internacional de la Madre Tierra.

El Acuerdo de París sobre cambio climático no es suficiente

En una entrevista con Noticias ONU, el enviado especial para la próxima Cumbre sobre el Cambio Climático, el diplomático Luis Alfonso de Alba, advierte de las catastróficas consecuencias que este fenómeno tendrá si no se logra mantener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de los dos grados y destaca que cada día que pasa será más costoso detener ese aumento.