El sólido apoyo al acuerdo nuclear de Irán se ve atenuado por las pruebas de misiles

12 Diciembre 2018

Este miércoles se informó al Consejo de Seguridad sobre el estado del cumplimiento del acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní, en el contexto de la retirada de Estados Unidos.

El "sólido apoyo" entre los Estados miembros al acuerdo nuclear de Irán 2015, conocido formalmente como el Plan de Acción Integral Conjunto, se ve atenuado por las preocupaciones sobre algunas otras actividades que Irán "debe considerar y abordar cuidadosamente", asegura el último informe del Secretario General.

Ese fue uno de los mensajes clave que entregó al Consejo de Seguridad el miércoles Rosemary DiCarlo, secretaria general adjunta de Asuntos Políticos, quien destacó que António Guterres, sigue considerando el acuerdo como una "demostración de multilateralismo exitosa y un importante logro de la no proliferación nuclear, el diálogo y la diplomacia".

Di Carlo recordó al Consejo que, el mes pasado, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó que Irán sigue cumpliendo con los compromisos relacionados con el acuerdo a pesar de las pruebas con misiles balísticos que han sido realizadas en el país desde enero de este año, y el alegado lanzamiento de misiles a objetivos en Siria el pasado 1 de octubre.

La ONU no ha podido determinar si los misiles fueron transferidos desde Irán después del 16 de enero de 2016, el día de implementación de la resolución del Consejo de Seguridad respaldando el plan nuclear”, dijo, agregando que también se está analizando información sobre el equipo militar recuperado en Yemen que tiene "características de fabricación iraní".

DiCarlo aseguró que acoge con satisfacción el compromiso continuo de los firmantes del acuerdo con Irán, a saber, China, Francia, Alemania, Rusia y el Reino Unido, aunque Estados Unidos anunciara su retirada  en mayo y recientemente impusiera  nuevas sanciones.

Hablando en nombre de ese país, Mike Pompeo, el secretario de Estado de Estados Unidos, afirmó que "la actividad de misiles balísticos del régimen iraní ha aumentado desde el acuerdo nuclear", y agregó que "Irán ha explotado la buena voluntad de las naciones y ha desafiado múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad en su búsqueda de una robusta fuerza de misiles balísticos".

Pompeo pidió al Consejo que "frustrara los continuos esfuerzos de Irán para eludir las restricciones de armas existentes", y agregó que el acuerdo nuclear" ha protegido a la República Islámica de Irán de la responsabilidad ante los riesgos que presenta " al mundo."

En respuesta, Eshagh al Habib, representante permanente adjunto de Irán, describió la retirada de Estados Unidos del plan y la posterior reimposición de sanciones, como una "conducta ilegal" y una "clara violación" de la resolución que respalda el plan. Al Habib aseguró que el Consejo debería "condenar enérgicamente a los Estados Unidos por volver a imponer sus sanciones ilegales contra los iraníes, en violación de la Carta de la ONU y el derecho internacional".

Por su parte, Serge Christiane, hablando en nombre de Frederica Mogherini, coordinadora de la Comisión Conjunta creada en virtud del acuerdo sobre el programa nuclear iraní, no ocultó los desafíos considerables que enfrenta el Plan de Acción debido a la retirada de los Estados Unidos y dijo que desmantelarlo no solo destruiría años de esfuerzos diplomáticos, sino que también socavaría otras negociaciones multilaterales cruciales, particularmente en el campo nuclear.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.