El Consejo de Seguridad, dividido con respecto al acuerdo sobre el programa nuclear de Irán

26 Septiembre 2018

El Consejo de Seguridad celebró este miércoles una sesión de alto nivel que reveló la profundidad de la brecha entre las posiciones de los Estados miembros en cuanto al acuerdo internacional con Irán sobre su programa nuclear.

La reunión sobre no proliferación de armas de destrucción masiva fue presidida por el mandatario estadounidense, Donald Trump, quien urgió a los otros miembros del Consejo a trabajar con Estados Unidos para evitar que Irán llegue a poseer una bomba nuclear, pronunciándose por reinstaurar las sanciones al gobierno iraní debido a la conducta “maligna” de ese país, al que acusó de patrocinar el terrorismo y alimentar los conflictos en Medio Oriente.

Los otros miembros permanentes del órgano de seguridad -Francia, China, el Reino Unido y Rusia-, en cambio, manifestaron su apoyo al acuerdo internacional y afirmaron que se trata de la mejor herramienta para garantizar que el programa nuclear iraní no tenga fines balísticos.

El gobierno de Trump abandonó el pacto firmado con Irán en 2015, que levantó las sanciones a cambio de que este país adoptara medidas que demostraran que no estaba desarrollando armas nucleares.

“Este horrible acuerdo unilateral permitió a Irán seguir adelante para obtener una bomba [nuclear] y le dio al régimen dinero que le sirvió de salvavidas cuando más lo necesitaba. Estaba en problemas grandes, grandes. Necesitaba dinero y se lo dimos”, apuntó.

 Agregó que el gobierno iraní usó esos recursos para aumentar sus agresiones, apoyar el terrorismo, construir misiles y fomentar el caos.

Nuevas sanciones

 Trump anunció que buscará imponer nuevas sanciones y advirtió que éstas serían “más duras que nunca”, además de asegurar que cualquier individuo o entidad que no las cumpla enfrentará “graves consecuencias”.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, fue el segundo orador de la sesión, que contó con la presencia de jefes y subjefes de Estado y de Gobierno, cancilleres y el Secretario General de la ONU, quien estuvo en calidad de observador.

Macron recordó que el acuerdo con Irán fue respaldado por los miembros del Consejo de Seguridad en 2015 y sostuvo que, pese a la reimposición de sanciones por parte de Estados Unidos, Irán continúa respetando sus obligaciones.

Si bien el acuerdo está funcionando, añadió, no se puede mantener indefinidamente.

“Considero que juntos debemos elaborar una estrategia de largo plazo para gestionar esta crisis, que no se puede reducir a una política de sanciones y contención”, dijo.

El mandatario galo afirmó que el régimen de no proliferación es la columna vertebral del sistema de seguridad colectivo y alertó que para seguir siéndolo precisa de la responsabilidad y unidad de los integrantes del Consejo de Seguridad.

Control de los recursos naturales

Evo Morales, presidente de Bolivia, sostuvo que Estados Unidos asedia a Irán porque éste ha retomado el control de sus recursos naturales y recordó la política estadounidense hacia Medio Oriente, una región rica en recursos que ha sido víctima de “tres de las más grandes agresiones del siglo XXI”.

“La primera agresión es la ilegal invasión a Iraq, basada en una mentira: que ese país poseía armas de destrucción masiva. Esa invasión produjo más de un millón de muertos”, acotó.

La segunda fue el derrocamiento de Libia con excusas humanitarias y la tercera es la guerra civil en Siria, producto de la injerencia externa y el financiamiento de grupos armados y terroristas enfrentados al gobierno sirio, continuó Morales.

Según el boliviano, la motivación de Estados Unidos no es la democracia, la justicia ni el respeto a los derechos humanos, sino su afán por el control geopolítico y la apropiación de los recursos naturales.

El ministro del Exterior de China, Wang Yi, se refirió al acuerdo con Irán como viable y pidió seguir adelante con él, reiterando el apoyo de su país a ese plan de acción aprobado por el Consejo de Seguridad.

Sergei Lavrov, canciller de Rusia, respaldó el acuerdo e indicó que la retirada unilateral de Estados Unidos supone una amenaza a la no proliferación, advirtiendo que no mantenerlo aumentaría las tensiones en Medio Oriente.

Para estar informado de la actualidad internacional, descárgate nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android