La ONU es tan relevante como cuando se fundó la Organización, dice la presidenta de la Asamblea General

25 Septiembre 2018

Con un llamado al multilateralismo, la construcción colectiva y el trabajo compartido en pro del desarrollo y la igualdad, María Fernanda Espinosa inauguró formalmente el segmento de alto nivel del debate general del máximo órgano de deliberativo de las Naciones Unidas.

La presidenta de la Asamblea General afirmó este martes que el aporte de las Naciones Unidas a la humanidad ha sido inmenso y citó los principios que rigen la convivencia internacional emanados del foro que lidera.

“La realidad es que el trabajo de las Naciones Unidas sigue siendo tan relevante como lo fue hace 73 años. El multilateralismo constituye la única respuesta posible a los problemas globales que enfrentamos. Debilitarlo o ponerlo en cuestión solo genera inestabilidad y desconcierto, desconfianza y polarización”, sostuvo.

Ante el pleno de la Asamblea, María Fernanda Espinosa destacó la interconexión del mundo actual como una característica que obliga al diálogo global y a las respuestas multilaterales a los problemas y propuso a los Estados miembros de la ONU retomar la agenda multilateral con un compromiso renovado.

Tres principios

Para avanzar esa agenda, Espinosa llamó a basarse en tres principios: el liderazgo global, la responsabilidad compartida y la acción colectiva.

“Los invito a inspirarnos en el principio milenario andino de la minga, que se refiere a la construcción colectiva y al trabajo compartido, para lograr un beneficio para la comunidad. Hagamos entonces una minga global para la construcción de sociedades más pacíficas e igualitarias, más sostenibles y resilientes”, apuntó.

Entre las prioridades para el año de trabajo que presidirá en la Asamblea General, listó la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres; la implementación de los pactos mundiales sobre migración y refugiados; la creación de oportunidades de trabajo decente para todos; y la protección ambiental y el cumplimiento de los acuerdos de mitigación del cambio climático.

Asimismo, mencionó el fortalecimiento del compromiso político con las personas con discapacidad; la revitalización de la ONU; y el papel de los jóvenes en la prevención de conflictos.

Un orden mundial más pacífico

Espinosa instó a prestar mayor atención a los países más vulnerables para que puedan alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y pugnó por el respeto de los derechos humanos.

Finalmente, conminó a los líderes mundiales a estar a la altura de las necesidades de los pueblos y a edificar un orden mundial más pacífico, seguro y humano que garantice la dignidad de las personas.

“Construyamos entonces unas Naciones Unidas que sean más relevantes para todas las personas”, concluyó la presidenta de la Asamblea General.

Escucha y descarga su discurso completo aquí

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.