Las minorías angloparlantes en Camerún buscan refugio en los bosques

25 Julio 2018

El conflicto se remonta a las protestas de octubre de 2016 en las regiones del noroeste y sudoeste contra la discriminación estructural que enfrenta la minoría angloparlante que habita en esa zona del país. Para el 2017, ese malestar se convirtió en violencia, y la situación ha empeorado considerablemente desde entonces.

Zeid Ra'ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresó su alarma por los persistentes informes de abusos y violaciones a los derechos humanos en las regiones angloparlantes del noroeste y suroeste de Camerún, así como en el extremo norte del país.

El Alto Comisionado dijo que era lamentable que el gobierno de Camerún no le hubiera otorgado acceso a la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas al noroeste y al suroeste a pesar de las reiteradas solicitudes.

"Dada la gravedad de los informes de violencia contra los cameruneses en la parte occidental del país, hemos pedido acceso para poder verificar las denuncias formuladas contra las fuerzas de seguridad y los elementos armados", dijo Zeid. "Ahora necesitaremos explorar otras opciones, incluida la monitorización remota".

Por un lado, hay informes que señalan hacia elementos armados que han llevado a cabo secuestros, asesinatos selectivos de policías y autoridades locales, y extorsión. 

Al mismo tiempo, otros reportes indican que las fuerzas del Gobierno son responsables de homicidios, detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, quema de viviendas y tortura. 

"El gobierno de Camerún tiene la obligación de investigar este crimen atroz con urgencia. Estoy profundamente preocupado de que estos asesinatos capturados en la cámara no sean casos aislados ", dijo el alto comisionado Zeid.

Las cifras de la ONU indican que más de 21.000 personas han huido a países vecinos, mientras que 160.000 han sido desplazadas internamente por la violencia, muchas de ellas escondiéndose en los bosques.

"Para evitar que la situación se deteriore aún más, exhorto al Gobierno a que inicie investigaciones independientes sobre las denuncias de violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad del estado, así como sobre los abusos cometidos por elementos armados", dijo Zeid.

Pero la violencia y el sadismo con que se cometen estos actos simplemente va en aumento. Al Alto Comisionado le quedó claro esto luego de ver un horrible video que supuestamente mostraba a miembros de las fuerzas armadas ejecutando a una mujer, un niño y un bebé acusados de ser miembros de Boko Haram.

"El Gobierno de Camerún tiene la obligación de investigar este crimen atroz con urgencia. Estoy profundamente preocupado de que estos asesinatos capturados en la cámara no sean casos aislados ", dijo.
 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.