Abordar los problemas de nuestro planeta desde el espacio exterior

18 Junio 2018

El simposio UNISPACE+50 conmemora el cincuenta aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración y Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos que tuvo lugar en 1968. Durante su inauguración, los expertos han señalado que la tecnología espacial constituye un pilar fundamental para el desarrollo.

Con más países, organizaciones y empresas que acceden al espacio y a sus beneficios, la cooperación internacional para garantizar el uso seguro y sostenible del espacio exterior resulta más crucial que nunca.

Simonetta Di Pippo, la directora de la Oficina de Asuntos del Espacio Ultraterrestre, ha declarado que el espacio constituye una herramienta crucial para alcanzar las metas desarrollo sostenible en todo el mundo, incluidas las de la Agenda 2030, el Acuerdo de París y el Marco de Sendái para la Reducción del Riesgo de Desastres.

La tecnología espacial ofrece recursos e información para tomar decisiones informadas, pero el reto, indica Di Pippo, está en garantizar que estos instrumentos “ayuden a crear políticas eficaces en todos los rincones del mundo”.

Satélites para el desarrollo sostenible

La tecnología satélite permite observar cualquier parte de la Tierra. Mediante los sensores que se encuentran en el espacio, se pueden medir los indicadores de desarrollo sostenible de manera uniforme, obteniendo datos fiables y transparentes.

Es muy importante retener la capacidad dentro del país para fomentar su desarrollo

La Oficina de Asuntos del Espacio Ultraterrestre cuenta con el programa KiboCUBE, mediante el que los países en desarrollo pueden enviar pequeños satélites al espacio, fomentando los progresos tecnológicos dentro del mismo y favoreciendo el progreso social.

Esto ayuda a las nuevas generaciones a entender que se puede desarrollar este tipo de tecnología dentro del país y permite trabajar dentro del país en tecnología punta”, declaró Jorge del Río Vera, oficial de Asuntos Científicos de la Oficina, y añadió que “es muy importante retener la capacidad dentro del país para fomentar su desarrollo”.  

El programa se puso en marcha por primera vez en Kenia y, después, en Guatemala. La tercera ronda tendrá lugar en Mauricio.

“Constituye otro paso entusiasmarte para mejorar las capacidades espaciales de los países y garantizar que cerramos el ‘espacio dividido’ que existe entre los que tienen acceso a este y sus beneficios, y los que no”, indicó Di Pippo.

UNISPACE+50

Entre el 18 al 21 de junio, tendrá lugar en Viena la primera cumbre espacial mundial de las Naciones Unidas del siglo XXI, organizada por la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre.

Es la cuarta vez en la historia que se reúnen los representantes gubernamentales, a gran escala, los jefes de las agencias espaciales, responsables políticos, los representantes de la industria y otras partes interesadas en las Naciones Unidas para buscar formas de usar el espacio ultraterrestre para mejorar vidas en todo el mundo y proteger el planeta.

“Una oportunidad para que el mundo reflexione sobre los logros en el espacio en los últimos seis decenios y establezca el futuro de una cooperación espacial mundial efectiva”, ha indicado Di Pippo.