El Consejo de Seguridad condena el ataque terrorista contra un autobús en Mali

27 Enero 2018

Los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenaron enérgicamente el viernes el ataque “bárbaro y cobarde” contra un autobús ocurrido el 25 de enero cerca de Boni, en el centro de Mali.

El atentado causó la muerte de 26 civiles, entre ellos varios niños, que viajaban hacia Burkina Faso.

El máximo órgano ejecutivo de la ONU reafirmó en un comunicado que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye “una de las más grandes amenazas a la paz y la seguridad internacional”. Agregó que todos los actos terroristas son “criminales” y nunca se pueden justificar.

Asimismo, expresó su solidaridad con Mali en su lucha contra el terrorismo y subrayó la necesidad de intensificar los esfuerzos regionales e internacionales para combatirlo.

Los miembros del Consejo recordaron la necesidad para todos los Estados de combatir este flagelo de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, y destacaron que tanto los perpetradores de los actos terroristas como sus patrocinadores deben ser juzgados.

Asimismo, extendieron sus más profundas simpatías y condolencias a las familias de las víctimas y a los gobiernos de Mali y Burkina Faso.