Más de 600.000 yemenitas se beneficiarán de nuevo programa de la FAO y el Banco Mundial

3 Octubre 2017

El Banco Mundial y el Fondo de la ONU para la Agricultura (FAO) lanzaron una iniciativa de 36 millones de dólares que proporcionará ayuda inmediata a 630.000 yemenitas que sufren de pobreza e inseguridad alimentaria y apoyará el sector de la agricultura a largo plazo.

Actualmente Yemen experimenta la peor crisis humanitaria del mundo con más de 17 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria grave. El conflicto en curso afecta críticamente el sector agrícola y ha tenido un impacto devastador en la nutrición y los medios de vida de los yemenitas.

El proyecto de la FAO y el Banco Mundial busca, además de entregar ayuda y suministros de manera inmediata, rehabilitar los sistemas hídricos para aumentar la producción, los ingresos y la nutrición de los agricultores en 21 de los distritos más pobres y afectados por la guerra.

Los campesinos sin tierra o con pocos recursos, así como los hogares encabezados por mujeres, serán la prioridad de la iniciativa.

“Dado que la agricultura es uno de los sectores económicos más importantes en Yemen, la reactivación de las actividades agrícolas aumentará el acceso de la población a los alimentos, así como las actividades generadoras de ingresos, lo que significa una mayor seguridad alimentaria”, declaró Abdessalam Ould Ahmed, subdirector general de la FAO y representante regional para el Medio Oriente y el Norte de África.

El proyecto tendrá una duración de tres años y será financiado en su totalidad por el Programa Global de Seguridad Alimentaria para la Agricultura del Banco Mundial.