Experta insta a Costa Rica a proteger los derechos de las personas de la tercera edad

19 Mayo 2016

La diversidad de las necesidades de las personas de la tercera edad es invisible en los programas de envejecimiento en Costa Rica, a pesar de que existen buenas prácticas en el país, dijo la experta de la ONU sobre el disfrute de todos los derechos humanos de ese colectivo.

Rosa Kornfeld-Matte realizó una visita oficial de diez días al país centroamericano, donde se reunió con diversas autoridades de gobierno, organizaciones no gubernamentales, personas de mayores y defensores de este grupo etario.

Al terminar esa misión, Kornfeld-Matte indicó que esas personas no constituyen un grupo homogéneo e instó a las autoridades a desarrollar e implementar políticas y programas específicos que tomen en cuenta sus necesidades, especialmente en las comunidades indígenas, afrodescendientes, migrantes e indocumentados.

“Estos grupos siguen siendo invisibles en las políticas actuales relacionadas con el envejecimiento”, apuntó, aunque reconoció como un avance la reciente reforma constitucional que reconoce a Costa Rica como una república multiétnica y pluricultural.

En este contexto, subrayó que se requieren medidas específicas para hacer frente a los retos lingüísticos, culturales y socioeconómicos que enfrentan estas poblaciones para acceder a los servicios sociales, de cuidado y de salud.

Costa Rica tiene una población de aproximadamente 4,7 millones de personas de las cuales cerca del 9,24% tiene 65 años o más. Se estima que esta cifra aumentará a 11,5% en 2050.

La experta indicó que Costa Rica ha sido pionera en América Latina en la adopción de leyes, políticas y programas con un enfoque en derechos humanos. Asimismo, describió la Ley Integral para la persona adulta mayor, promulgada en 1999, como un paso importante para abordar de manera integral la totalidad de los derechos de esas personas.

“Sin embargo, hay una urgente necesidad de mejorar la coordinación y articulación entre las diferentes entidades encargadas de la aplicación de esta ley a fin de que la protección de los derechos de todas las personas de edad sea una realidad a nivel local”, añadió.

Por otra parte, urgió al gobierno a simplificar los procedimientos y a reducir el retraso en la aprobación de los beneficios de la pensión y pidió garantías para proteger a las personas de edad que son frecuentemente victimas de maltratos por sus familiares, en particular, de abuso patrimonial.

Durante su estancia en Costa Rica, la experta visitó San José, Limón, Valle la Estrella, Liberia y Nicoya.

Kornfeld-Matte presentará un informe sobre sus conclusiones y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en septiembre de este año.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.