Ban Ki-moon condena el ataque contra un hospital de Alepo que dejó 20 muertos

28 Abril 2016

El Secretario General de la ONU condenó enérgicamente el bombardeo aéreo efectuado este miércoles contra el hospital Al Quods, en la ciudad siria de Alepo.

Según informan organizaciones de la sociedad civil, al menos 20 personas murieron, entre ellas, tres niños y el último pediatra que quedaba en esa región.

En un comunicado, Ban Ki-moon expresó sus condolencias a los familiares de los fallecidos y reiteró su condena a los recientes bombardeos indiscriminados perpetrados tanto por las fuerzas del gobierno como por la oposición.

“Los ataques contra civiles son violaciones inexcusables del derecho internacional humanitario. Los responsables de esos hechos deben rendir cuentas”, dijo.

El Titular de la ONU instó a las partes del conflicto a renovar inmediatamente su compromiso con el cese de las hostilidades y alentó al Grupo Internacional de Apoyo a Siria, particularmente a sus dos copresidentes, Estados Unidos y Rusia, a ejercer presión sobre las partes para que aseguren el cese de los combates y la investigación creíble de los incidentes, como el ocurrido en el hospital de Alepo.

El comunicado concluyó expresando la convicción de Ban Ki-moon de que solo un acuerdo bajo las premisas del Comunicado de Ginebra de 2012 y de las Resoluciones de Consejo de Seguridad sobre el tema, podrán conducir a una solución del conflicto de ese país del Levante.

“En vez de bombardear a las áreas civiles, todas las partes deben continuar trabajando en el proceso político”, subrayó Ban.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android