“Disolver la DEA”, pide el presidente de Bolivia en la Asamblea General

21 Abril 2016

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que la política antidroga propugnada por Estados Unidos en América Latina y el Caribe fue diseñada para intervenir en el gobierno de sus países y ha constituido una estrategia geopolítica intervencionista.

En la última jornada de la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS), Morales afirmó que el narcotráfico, la delincuencia, los gobiernos privatizadores, la narco corrupción, la riqueza ilegal y las élites millonarias corruptas crecen en los países donde están presentes las bases militares y la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

“Pido a esta Asamblea que sumemos acciones concretas para liberarnos del problema de las drogas como pretexto de dominación. Disolver la DEA, cerrar las bases militares norteamericanas, acabar con el intervencionismo, acabar con la certificación unilateral, y aprobar una resolución para terminar de una vez por todas con el secreto bancario”, dijo.

En su discurso, el líder boliviano sostuvo que desde que su gobierno decidió “nacionalizar” la lucha contra el narcotráfico, el país redujo en un 34 % el cultivo de la hoja de coca de 2011 a 2014.

La información, confirmada por la Organización de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), constituye récord regional de reducción de ese cultivo, añadió.

Junto a Morales, participaron este jueves en la Cumbre de las Drogas de la ONU los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Perú, Ollanta Humana.

La opinión generalizada entre los participantes es que la reunión de tres días da un impulso irreversible a los esfuerzos por poner fin al flagelo de las drogas y alentar un enfoque de salud pública a su tratamiento.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.