El mundo ha perdido la humanidad con respecto a Siria, lamenta Malala

25 Septiembre 2015

La joven Premio Nobel Malala Yousafzai instó hoy a los líderes mundiales a tomar medidas más enérgicas para resolver la crisis en Siria, asegurando que la imagen del niño sirio ahogado en una playa turca es una prueba de que el mundo “ha perdido su humanidad”.

En una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas, acompañada por otras cuatro jóvenes, entre ellas una refugiada siria, la joven paquistaní de 18 años, que fue disparada por los Talibán por ignorar su prohibición de ir a la escuela, reconoció sentirse tan abrumada por los abusos que sufren las niñas a manos de los extremistas en Siria e Iraq que ha tenido que dejar de ver las noticias.

Sin embargo, sí vio la fotografía que dio la vuelta al mundo del pequeño Aylan Kurdi y que se volvió una imagen emblemática del peligroso éxodo que han emprendido millones de refugiados para pedir asilo en Europa.

“Nadie les está dando la bienvenida. Hay tanta gente en peligro, no tienen seguridad y este reciente incidente de Aylan Kurdi, esa imagen de él en la playa fue terrible y descorazonadora. Necesitamos devolver la humanidad a la sociedad. Yo vi que perdimos la humanidad ese día”, dijo.

Malala apeló a los líderes mundiales para que se tomen estos problemas más en serio.

“Deberían pensar en sus propios hijos. Ningún líder querría que a su propia hija o a su propio hijo se le negara el derecho a la educación, que fuera desatendido en la sociedad y no recibiera sus plenos derechos. Deben mirar al mundo desde una perspectiva diferente y considerar a todos los niños como si fueran los suyos”, señaló.

La ganadora más joven del Premio Nobel no ha regresado a Pakistán en tres años por temores de seguridad. Ahora estudia en la ciudad de Birmingham, en Inglaterra.

Malala ha viajado a Nueva York para participar en la adopción de la nueva agenda de desarrollo sostenible para los próximos 15 años y destacar la importancia de la educación para conseguir sus metas. Para ello se ha tomado dos días libres.

“Nunca me pierdo un día de clases a menos que sea por una buena causa y realmente traiga un cambio”, aseguró Malala.

Su primera visita a Naciones Unidas fue el 12 de julio de 2013, día que coincidió con su 16º cumpleaños. Ahora esa fecha es celebrada internacionalmente como el Día de Malala.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android