Bosnia y Herzegovina debe despedirse de las políticas del pasado, dice su alto representante al Consejo de Seguridad

12 Mayo 2015

Cuando Bosnia y Herzegovina se prepara para conmemorar el 20 aniversario del fin del conflicto más sangriento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, debe aprovechar la oportunidad para “finalmente despedirse de las políticas del pasado” y comprometerse de manera decisiva con una nueva manera de hacer política que coloque en primer lugar los intereses de los ciudadanos, dijo hoy el alto representante para el país ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

“La paz es sin duda un commodity que no tiene precio. Nunca debería darse por hecho. Pero es la base, no el fin último”, aseguró Valentín Inzko al informar a los 15 miembros del Consejo durante una reunión sobre la situación en el país.

Es “completamente normal” que después de 20 años, el pueblo de Bosnia y Herzegovina –especialmente los jóvenes— espere mucho más de su país y sus políticos. “Tienen la tasa de desempleo entre los jóvenes más alta en Europa y muchos de ellos se están yendo del país”, advirtió Inzko.

El mes de julio marcará el 20º aniversario del genocidio de Srebrenica, y el de noviembre, los acuerdos de paz de Dayton/París, que acabaron con el conflicto bélico en la región.

“¿Qué es lo que tiene que pasar en los próximos seis meses para celebrar el 20º aniversario con un sentimiento de optimismo renovado por el futuro?”, preguntó el alto representante.

“La respuesta es muy simple”, respondió. “Necesitamos que las nuevas autoridades electas en Bosnia y Herzegovina se unan para tomar medidas que se aprovechen de la iniciativa de la Unión Europea para el país”, dijo.

“Bosnia y Herzegovina ha recibido una nueva oportunidad y debe aprovecharla”, señaló el alto funcionario, enfatizando que dicha iniciativa le brinda la posibilidad de acabar con años de estancamiento.

La buena noticia es que el gobierno está dando señales de que está listo para implementar el acuerdo que fue adoptado en marzo y que permite que entre en vigor el Acuerdo de Estabilización y Asociación con la Unión Europea.

Sin embargo, Inzko advirtió que el progreso requerirá resultados concretos, algunos de los cuales serán muy difíciles de lograr. Entre ellos se destaca la creación de nuevos empleos, mejorar la funcionalidad de las instituciones y el imperio de la ley en el combate al crimen y la corrupción.

“Creo que en 2015 se puede hacer mucho si existe un compromiso renovado dentro del país y entre sus líderes políticos para trabajar en conjunto, como uno”, dijo el alto representante.

“La alternativa es seguir haciendo lo de siempre: continuar las políticas del pasado que han hundido al país en una crisis a costa de todos sus ciudadanos, especialmente los jóvenes”, indicó.

Además de las partes en el propio país, Inzko destacó que la comunidad internacional debe reconocer la importancia de este momento y hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a que las fuerzas del cambio positivo en Bosnia y Herzegovina alcancen su pleno potencial.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.