Relator especial destaca urgencia de hacer asequible derecho a la alimentación

10 Septiembre 2008

El relator especial de la ONU sobre el derecho a la Alimentación, Oliver de Schutter, señaló hoy que aunque los precios de víveres básicos se han reducido, continúan siendo muy altos y no se prevé que disminuyan en varios años.

El experto presentó ante el Consejo de Derechos Humanos un informe sobre la crisis alimentaria, en el que recordó que, según el Banco Mundial, el proceso ha lanzado a más de 100 millones de personas a la pobreza.

“Los pobres y hambrientos no están desnutridos por la inexistencia de alimentos, sino porque no tienen dinero para comprar los que están disponibles. El reto real será encontrar formas para mejorar sus capacidades de satisfacer su derecho a la alimentación”, puntualizó.

El relator agregó que si sólo se piensa en la seguridad alimentaria en términos de oferta y demanda, sin atender a los que se les niega el derecho a la alimentación, se fracasará en la atención al sufrimiento humano que provocan los precios actuales.

También se refirió al controversial tema de los biocombustibles.

“Con la posible excepción del obtenido de la caña de azúcar en Brasil, el impacto ambiental de su producción basado en otros cultivos alimentarios no parece nada positivo. También implican serios riesgos de derechos humanos”, dijo.

En este sentido, Schutter solicitó al Consejo adoptar acuerdos y regulaciones que aseguren el escrutinio del desarrollo y las inversiones en ese tipo de carburantes, algo que describió como esencial para que no tengan un impacto negativo sobre la disponibilidad de alimentos ni sobre los derechos humanos.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.