FAO reporta niveles récord en precios del trigo

5 Octubre 2007

Los precios internacionales del trigo han sufrido un fuerte incremento desde junio, alcanzado niveles récord en septiembre como respuesta a una reducción del suministro a nivel mundial, niveles históricamente bajos de las reservas y una demanda sostenida, según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas sobre la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La combinación de precios a la exportación más altos y la subida del coste del transporte está empujando al alza los precios a nivel doméstico del pan y otros alimentos básicos en países en desarrollo importadores, golpeando con especial fuerza a los Países de bajos ingresos y déficit alimentario, provocando malestar social en determinadas zonas, según el informe.

Está previsto que la factura total por importación de cereales de estos países se incremente de forma considerable por segundo año consecutivo para alcanzar el récord absoluto de 28.000 millones de dólares en agosto de 2007, con una subida aproximada del 14% respecto al nivel ya alto del año pasado. En conjunto, los países en desarrollo gastarán la cifra récord de 52.000 millones de dólares en importaciones de cereales.

Los precios del maíz se encuentran también por encima de los del año anterior, a pesar de la última cosecha récord, consecuencia sobre todo una fuerte demanda de la industria del biocombustible, siempre según la FAO.

En Estados Unidos, el mayor productor mundial de maíz, está previsto que la producción se incremente el 26% con respecto al pasado año, para alcanzar una cifra récord. Según los cálculos de la FAO, se esperan cosechas récord de maíz también en Sudamérica, particularmente en Brasil, con un incremento de la producción del 25 por ciento, y en México, el principal productor en Centroamérica.

“Los últimos indicios apuntan a que la cosecha de cereales de este año servirá tan sólo para cubrir los niveles de utilización que se esperan el año próximo, lo que significa que las reservas no se recuperarán”, señaló Paul Racionzer, del Sistema Mundial de Información y Alerta sobre Alimentación y Agricultura (SMIA) de la FAO. “Prevemos que las reservas de cereales permanecerán a niveles muy bajos en un futuro predecible”, añadió.

El documento Perspectivas de cosechas califica la situación de las reservas de trigo como “preocupante”. La demanda sostenida junto con un incremento insuficiente de la producción de este año -en especial entre los principales países exportadores, que tienen además las mayores reservas-, se espera resulte en un descenso de al menos 14 millones de toneladas de las existencias mundiales de 143 millones de toneladas, las más bajas en 25 años.

Las graves inundaciones de los últimos meses en Asia y África occidental y oriental provocaron muertes, desplazamientos de población y daños en las infraestructuras, afectando negativamente a los medios de subsistencia de millones de personas. Sin embargo, a pesar de las fuertes pérdidas localizadas, las abundantes lluvias beneficiaron a las cosechas y las perspectivas globales para los cereales de 2007 son favorables en estas regiones.

En el Caribe, una activa temporada de huracanes este año ha provocado daños en las infraestructuras e importantes pérdidas de cultivos comerciales y alimentarios en varios países de la zona.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android