UNESCO condena asesinato de periodistas en Iraq y Filipinas

15 Diciembre 2006

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) condenó hoy los asesinatos de un periodista en Iraq y otro en las Filipinas.

Koïchiro Matsuura, director general del organismo de la ONU, recordó que los periodistas constituyen un pilar básico de la democracia porque representan uno de los derechos fundamentales de los individuos.

Del mismo modo, instó a las autoridades de ambos países a no escatimar esfuerzos por presentar a los responsables ante la justicia y les recordó que es su deber proteger a los informadores en el ejercicio de su profesión.

En el caso de Iraq, Matsuura sostuvo que a menos que los periodistas y trabajadores de los medios puedan desempeñar su trabajo en condiciones de seguridad, “habrá muy poca esperanza de que Iraq emerja como un país libre, independiente y democrático”.

Aswan Ahmed Lutfallah, iraquí de 35 años, era camarógrafo de la agencia de noticias AP y fue muerto a tiros por varios insurgentes cuando filmaba un enfrentamiento entre éstos y la policía en la ciudad de Mosul el pasado 13 de noviembre.

Según la Federación Internacional de Periodistas (IFJ), con Lutfallah suman 163 los periodistas y trabajadores de medios de comunicación asesinados en Iraq a partir de 2003, cuando comenzó la ocupación del país.

Por otra parte, el presentador de noticias Ponciano Grande, fue asesinado con armas de fuego por dos atacantes a pocos metros de su esposa el pasado 7 de diciembre, cuando visitaba su granja en Barangay, en las Filipinas.

Los reportes locales señalan que los asesinos también persiguieron a su esposa, pero no lograron herirla.

Grande fue el 11º periodista asesinado en Filipinas este años, de acuerdo con la IFJ.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.