Colombia: ACNUR advierte efectos de conflicto armado en población indígena

9 Diciembre 2005

El conflicto armado entre el gobierno y la guerrilla en Colombia afecta de tal manera a la población indígena del país que varias comunidades podrían desaparecer, advirtió hoy la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Según un informe reciente de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), solamente este año, más de 19.000 indígenas han sido obligados a abandonar sus poblados debido a la violencia.

En octubre, cientos de quechuas del departamento de Putumayo fueron desplazados y algunos de ellos se refugiaron en Ecuador.

Por otra parte, en Choco, al noroeste del país, cientos de indígenas emberas viven bajo la amenaza constante de perder sus tierras.

Jennifer Pagonis, portavoz del ACNUR en Ginebra, explicó que más de 80 grupos indígenas se encuentran en riesgo en Colombia, donde la población indígena suma un millón de personas.

Añadió que los hallazgos del estudio de la ONIC muestran la vulnerabilidad extrema de los indígenas obligados a desplazarse.

El ACNUR considera que los desplazamientos forzados de población en Colombia –que han afectado ya a dos millones de personas-, es especialmente difícil para las comunidades indígenas puesto que sus vidas están íntimamente ligadas a la tierra y el abandono de ésta rompe sus patrones de autoridad y culturales.

Pagonis recalcó además que el hecho de que los indígenas estén asentados en zonas remotas del país donde operan grupos armados irregulares los deja desprotegidos y los convierte en víctimas fáciles de atropellos a los derechos humanos.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.