Relatores especiales reafirman prohibición absoluta de la tortura

9 Diciembre 2005

La tortura –al igual que cualquier trato o castigo inhumano, cruel o degradante– está prohibida bajo cualquier circunstancia, incluido el estado de emergencia, afirmaron hoy en una declaración conjunta 33 relatores especiales de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

“Con ocasión del Día de los Derechos Humanos, expresamos alarma por los intentos de muchos Estados de transgredir las provisiones de las leyes internacionales de garantías fundamentales dando nombres nuevos a prácticas viejas”, señalaron.

Tras subrayar que estos derechos son la base de toda sociedad democrática, lamentaron que los gobiernos los consideren cada día más como un obstáculo para mejorar la seguridad nacional.

Los expertos hicieron hincapié en que los Estados deben respetar en todo momento los estándares mínimos de dignidad del individuo.

“Todos los derechos humanos, económicos, sociales, sociales, culturales, sociales y políticos son garantías inalienables de todas las personas y los gobiernos no pueden dejarlos de lado cuando les parezcan inconvenientes”, puntualizaron los relatores.

“Según los valores comprendidos en la Carta de las Naciones Unidas y otros instrumentos de la ONU, rechazamos la oposición artificial entre los derechos humanos y la seguridad nacional. Más aún, sostenemos que no puede haber seguridad sin respeto a los derechos humanos”, concluyó la declaración.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.