Alta Comisionada de Derechos Humanos pide “palabra y acción” en lucha contra el racismo

21 Marzo 2005

Al celebrarse hoy el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, hizo un firme llamamiento a combinar la palabra y la acción en la lucha contra el racismo y otras formas de intolerancia en el mundo.

“Queremos usar el recuerdo de la masacre de Sharpeville, Sudáfrica, hace 45 años, para reafirmar hoy nuestro rechazo absoluto a todas las formas de racismo, xenofobia e intolerancia”, dijo Arbour en Ginebra.

Según ella, la lucha contra la discriminación se remonta al origen mismo del concepto de los derechos humanos. Es así que, a través de largos años y debates, se ha producido un cuantioso volumen de documentación e iniciativas.

La Alta Comisionada afirmó que en todos esos documentos la comunidad internacional no sólo rechazó el racismo, la xenofobia y la discriminación, sino que también formuló programas de acción de vasto alcance. Sin embargo, agregó, “debemos cuestionar la efectividad de este bagaje normativo internacional”.

Arbour destacó que la determinación internacional de actuar frente a atrocidades mayores provocadas por intolerancia étnica, religiosa o racial debe incluir una aplicación efectiva de la ley para garantizar que quienes cometan tales actos directa o indirectamente, rindan cuenta de su responsabilidad en los hechos.

La funcionaria recordó que la complejidad de los problemas relacionados con la naturaleza humana, el derecho y la ley, la cultura, la economía y la historia no puede utilizarse como excusa para no resolverlos.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.