Alta comisionada de Derechos Humanos señala que desplazados de Darfur siguen viviendo en clima de miedo

27 Septiembre 2004

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, y el asesor especial del Secretario General para la prevención del genocidio, Juan Méndez, coincidieron al terminar su misión en Darfur en que la población desplazada aún vive en un entorno de miedo y sin confianza en las autoridades.

José Luis Días, portavoz de la Alta Comisaría, aseguró que según Arbour y Méndez, los casi un millón y medio de desplazados “se encuentran viviendo en una prisión sin murallas”.

Explicó que esta afirmación responde a que estas personas no se atreven a salir de los campamentos porque tienen mucho miedo de vivir otra vez las vejaciones y violaciones a los derechos humanos que sufrieron antes de dejar sus hogares y refugiarse en campamentos tan precarios como los que habitan.

Actualmente, diversos organismos de la ONU están presentes asistiendo a los desplazados de Darfur, entre ellos el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos.

Agregó que la presencia que ya hay en el terreno, aunque limitada, da una forma de protección a los desplazados. “Y si se aumenta esta presencia, aumentaría proporcionalmente la protección que se le da a esta población”, recalcó Díaz.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.