Alta comisionada de Derechos Humanos viaja a Sudán

17 Septiembre 2004

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, viajará mañana a Sudán acompañada por el asesor especial para la prevención del genocidio, Juan Méndez, para visitar la región de Darfur, y estudiar cómo podría mejorarse la protección a los civiles en la zona.

La visita, decidida por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, planteará qué se puede hacer tanto en términos inmediatos como a mediano y largo plazo para evitar los abusos. “Evaluaremos qué más se puede hacer para que la gente de Darfur no tenga que temer las masacres, transgresiones, violaciones, desplazamientos forzados y otras arbitrariedades”, dijo la alta comisionada.

Al llegar a Khartoum, los enviados de Annan se reunirán con funcionarios del gobierno sudanés, representantes de las organizaciones no gubernamentales locales, activistas de derechos humanos, líderes civiles y trabajadores de la ONU, así como con el representante especial de las Naciones Unidas para Sudán, Jan Pronk.

Arbour explicó que el personal de la Alta Comisaría ya se encuentra en el terreno supervisando la situación y trabajando con otras organizaciones para asistir a la población.

Agregó que su oficina está lista para aumentar la presencia y extender su labor en Darfur. Por el momento, la Alta Comisaría cuenta con ocho monitores en los tres estados de Darfur y en la capital de Sudán, Khartoum.

Ayer, el Secretario General de la ONU informó de que el Consejo de Seguridad discute una propuesta de resolución para Sudán que podría requerir que asigne una comisión internacional para determinar si se han cometido actos de genocidio en Darfur.

En declaraciones a la prensa, Annan aclaró que la visita de Arbour y Méndez no está relacionada con la propuesta de resolución sino que constituye una misión separada.

Explicó que si la resolución es adoptada, actuará rápidamente, por lo que ya hace preparativos preliminares.

“Pero quiero aclarar que, independientemente de cómo se clasifiquen o llamen legalmente los crímenes que se cometen contra los civiles en Darfur, es urgente tomar medidas ahora”, dijo.

Añadió que, en vista de que los civiles son atacados y huyen de sus poblados aún hoy, a muchos meses de que el gobierno sudanés se comprometió a controlar a las milicias armadas, ha urgido al Consejo de Seguridad a discutir sin retrasos la propuesta de resolución y a que sus miembros se mantengan unidos frente a la crisis.

Subrayó que el Consejo debe impulsar un apoyo internacional sin limitaciones a los esfuerzos de la Unión Africana, que necesita respaldo inmediato para un despliegue de tropas en Darfur.

“El tiempo es vital. Llamo a todos los Estados miembros y a las organizaciones con la logística y la capacidad financiera a hacer todo lo que puedan para que este despliegue ocurra lo más pronto posible”, enfatizó Annan.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.