Annan advierte riesgos de proliferación del uso unilateral de la fuerza

23 Septiembre 2003

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, advirtió hoy sobre el riesgo de que el uso unilateral de la fuerza prolifere si los países continúan usando el derecho a defenderse sin el apoyo de las Naciones Unidas.

En su discurso de apertura de la sesión anual de alto nivel de la Asamblea General –a la que asisten más de 80 jefes de Estado y de gobierno-, Annan recordó que si bien la Carta de las Naciones Unidas reconoce el derecho de autodefensa de todos los Estados, hasta ahora existía el entendimiento de que los países que decidieran usar la fuerza necesitaban la legitimidad de la ONU.

Sin embargo, este entendimiento se ha perdido bajo el argumento de que puede haber ataques con armas de destrucción masiva en cualquier momento y que, por lo tanto, los países tienen el derecho y la obligación de usar la fuerza de manera preventiva aunque esto implique entrar a un territorio ajeno o aunque las armas que se intenta combatir aún estén en proceso de desarrollo, dijo el Secretario General.

Según este argumento, los Estados no están obligados a esperar a que haya un acuerdo en el Consejo de Seguridad, sino que se reservan el derecho de actuar unilateralmente o en coaliciones ad hoc, continuó.

“Mi preocupación es que, se aplicara esa lógica, podrían establecerse precedentes que dieran lugar a un aumento del uso unilateral y anárquico de la fuerza, con o sin justificación creíble”, subrayó.

En este sentido, Annan planteó a la comunidad internacional la necesidad de decidir si es posible seguir adelante sobre la base que fue creado el sistema de las Naciones Unidas o si es preciso introducir cambios radicales.

Ninguno de los instrumentos de la ONU es más importante que el Consejo de Seguridad, por eso es urgente que éste recupere la confianza de los países y de la opinión pública mundial demostrando su capacidad para solucionar con eficacia los asuntos más difíciles y representando más ampliamente a la comunidad internacional, precisó.

El Secretario General añadió que si los gobernantes quieren que las decisiones del Consejo gocen de mayor respeto entre sus pueblos, es preciso que aborden con urgencia la cuestión de la composición del órgano.

Pero el Consejo de Seguridad no es la única institución que debe fortalecerse, aceptó el titular de la ONU. Por ello anunció su intención de crear un grupo de personalidades de alto nivel que examine el funcionamiento de los principales órganos de las Naciones Unidas y las relaciones entre ellos, y que recomiende medidas para fortalecer el sistema mediante la reforma de sus instituciones y procesos.

Además, el grupo de trabajo tendría las tareas de analizar las amenazas actuales para la paz y la seguridad y de considerar la contribución que una acción colectiva puede aportar a la solución de esos problemas.

Las conclusiones del grupo de alto nivel se presentarán en un informe antes del comienzo del próximo período de sesiones de la Asamblea General.

En su discurso, Annan dedicó especial atención al tema de la seguridad del personal de las Naciones Unidas. Luego de recordar los ataques de que fue objeto la sede de la ONU en Bagdad, señaló que en el futuro se deben adoptar medidas más eficaces para proteger a los trabajadores en cualquier parte del mundo en la que las Naciones Unidas estén presentes.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.