19 Junio 2018

Los Sistemas de Alerta temprana son una herramienta fundamental para cualquier nación en la prevención de desastres. Analizar las experiencias exitosas y reflexionar sobre el futuro desarrollo de estas prácticas fue el objetivo de una sesión organizada este lunes en Cartagena de Indias, Colombia, por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR).

El evento, previo a la celebración de la VI Plataforma de Regional para la reducción del Riesgo de Desastres en las Américas que tendrá lugar del 20 al 22 de junio, sirvió para evaluar las contribuciones del Servicio de la Comisión Europea a cargo de la Protección Civil y de las Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO) a las estrategias regionales de prevención de catástrofes.

Leo Pereyra Rodríguez, jefe de la unidad de gestión de riesgos del Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología de Bolivia nos explicó los logros alcanzados por la Plataforma DEWETRA y cómo funciona.

¿Nos puede explicar qué es DEWETRA y cómo funciona?

DEWETRA es una plataforma de intercambio de información que principalmente cuenta con información dinámica y con información estática. Información estática sería la relacionada a la vulnerabilidad y a la exposición (a desastres) de la infraestructura o los suelos, después también tenemos unidades educativas y hospitales. La información dinámica se basa en todo lo que sería la observación hidrometeorológica: un modelo hidrometeorológico a 10 km, información de estaciones meteorológicas en tiempo real… toda esta información nos permite generar pronósticos del tiempo y agrometeorológicos.

Esta información también retroalimenta a la plataforma que está compartida con Defensa Civil en Bolivia. Defensa Civil usa estos datos agregando las capas de la información estática y con esta información elabora los diversos escenarios de riesgo en tiempo real.

¿Cuáles son los objetivos de la plataforma?

Principalmente sería la generación de información de riesgos. Para nosotros es importante la implementación de esta herramienta pues nos ha permitido que una entidad como Defensa Civil se vincule al Sistema Meteorológico de Bolivia, principalmente en la parte de coordinación de la información. A partir de esto, tanto el Servicio nacional de Meteorología como Defensa civil han trabajado con diversos niveles del Estado a nivel departamental o el municipal para proveer este tipo de información.

¿Ha llegado esta repuesta a nivel de la población?

Sí, por supuesto. Normalmente se manejan dos tipos de lenguaje. Uno relacionado con la toma de decisiones a través de protocolos elaborados para ejecutar los planes de contingencia y emergencia; y el otro orientado a la población relacionado principalmente con los tiempos de respuesta que han de tener las autoridades para formular ese tipo de acciones y que, posteriormente, la población pueda tener conocimiento de un evento que pueda presentarse.

¿Se han llevado a cabo ejercicios de preparación?

Ya se ha trabajado algunos conceptos de sistemas de alerta temprana coordinada a nivel municipal como el llamado monitoreo escalonado, que sucede principalmente en eventos de inundación, y se da al monitorear empíricamente la parte alta de la cuenca de un río incluso sin contar con el material requerido. Esta supervisión se comunica rio abajo a través de mensajería instantánea (Whatsapp) de tal manera que se puedan ir tomando las previsiones para afrontar el evento.

¿Aparte de Bolivia, hay otros países que formen parte de la plataforma?

Hay planes para implementar este sistema en Perú y Paraguay con el financiamiento del Servicio de la Comisión Europea a cargo de la Protección Civil y de las Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO). Ya se ha implementado en otros países, principalmente en Italia donde se creó.

¿Quiere hablar sobre algún otro tema relacionado con los sistemas de alerta temprana?

Sí, creo que el trabajo que hemos podido lanzar ha sido a través de la generación de información anticipada donde el Servicio Meteorológico Nacional de Bolivia ha cumplido un rol muy importante; y por esta razón las agencias de ayuda humanitaria han contribuido en ir fortaleciendo diferentes aspectos, como por ejemplo la parte de comunicación, la parte de protocolos y, en nuestro caso, la parte de la predicción de los eventos hidrometeorológicos.