Israel-Palestina: El Consejo de Seguridad pide que se permita el envío inmediato y seguro de ayuda a Gaza

Palestinos desplazados esperan para recoger alimentos en un punto de distribución cercano a una escuela convertida en refugio en Gaza (archivo).
© UNRWA/Ashraf Amra
Palestinos desplazados esperan para recoger alimentos en un punto de distribución cercano a una escuela convertida en refugio en Gaza (archivo).

Israel-Palestina: El Consejo de Seguridad pide que se permita el envío inmediato y seguro de ayuda a Gaza

Paz y seguridad

El órgano encargado de velar por la paz y la seguridad en el mundo subraya la necesidad de tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población y las infraestructuras civiles en la Franja de Gaza.

El Consejo de Seguridad ha subrayado la necesidad de proteger a los civiles de Gaza tras el mortal incidente del jueves en un convoy de ayuda, en el que murieron más de cien palestinos cuando, según noticias de prensa, el Ejército de Israel disparó contra un convoy de ayuda humanitaria al que se habían acercado personas desesperadas por obtener comida.

Los miembros de ese órgano de la ONU emitieron una declaración el sábado en la que expresaban su profunda preocupación por los informes según los cuales "más de 100 personas perdieron la vida, y varios cientos más sufrieron heridas, incluidas heridas de bala (...) en un incidente en el que participaron fuerzas israelíes durante una gran concentración en torno a un convoy de ayuda humanitaria al suroeste de la ciudad de Gaza".

Proteger la población e infraestructura civil

El Consejo subrayó la necesidad de tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población y las infraestructuras civiles, y añadió que todas las partes en conflicto deben cumplir las obligaciones que les impone el derecho internacional.

“Los miembros del Consejo reiteran su exigencia a las partes en conflicto de que permitan, faciliten y hagan posible la entrega inmediata, rápida, segura, sostenida y sin obstáculos de ayuda humanitaria a gran escala a la población civil palestina en toda la Franja de Gaza y la plena aplicación de las resoluciones 2712 y 2720”.

Israel impuso el sitio de Gaza el 7 de octubre tras los ataques de Hamás en los que murieron 1200 israelíes y 250 fueron secuestrados. Desde entonces, más de 30.000 palestinos han muerto, 70.000 han resultado heridos y dos millones han sido desplazados y están pasando hambre por las operaciones del Ejército de Israel.