Israel-Palestina: 25.000 civiles muertos en Gaza mientras siguen aumentando las necesidades humanitarias

Los bombardeos israelíes causan gran devastación en la Franja de Gaza.
© UNRWA/Ashraf Amra
Los bombardeos israelíes causan gran devastación en la Franja de Gaza.

Israel-Palestina: 25.000 civiles muertos en Gaza mientras siguen aumentando las necesidades humanitarias

Paz y seguridad

Además, el número de heridos sobrepasa los 62.000 y el de desplazados los 1,7 millones. Mientras continúan los bombardeos y los cortes en la entrega de ayuda humanitaria, la comida y las telecomunicaciones.

La cifra de civiles palestinos muertos, en su mayoría mujeres y niños, en la Franja de Gaza se eleva ya a 25.000 y la de heridos alcanza los 62,681, desde que Israel empezase su campaña de bombardeos indiscriminados en respuesta a los ataques de Hamás del 7 de otubre, que dejaron 1200 muertos y la captura de 250 rehenes.

En su última actualización, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) informó de que 1,7 millones de personas están ahora desplazadas dentro de Gaza. Al menos 335 de estos desplazados internos han muerto mientras se refugiaban en las instalaciones de la agencia y 1161 han resultado heridos. Además, 151 miembros del personal humanitario de las Naciones Unidas han muerto y 141 de sus instalaciones han resultado dañadas.

Los intensos bombardeos israelíes sobre la Franja continuaban este lunes, junto con el lanzamiento de cohetes contra Israel por parte de grupos armados palestinos y que han causado 193 bajas en su Ejército y 1203 soldados heridos.

Ayuda contra el hambre

Destacando la magnitud de las necesidades de los gazatíes tras más de tres meses de "intensos" bombardeos, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) afirmó que sólo 15 panaderías estaban operativas en Gaza, seis en Rafah y nueve en Deir al Balah, y ninguna está abierta al norte de Wadi Gaza.

Casi todas estas panaderías en funcionamiento han seguido recibiendo ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, que ha proporcionado harina, sal, levadura y azúcar.

"Gracias a esta iniciativa, unas 250.000 personas han podido comprar pan a un precio subvencionado", señaló OCHA en su última actualización sobre la emergencia a última hora del domingo.

Cortes en las comunicaciones

Por su parte, UNRWA informó el lunes de que los cortes en las telecomunicaciones habían entrado en su séptimo día.

"La interrupción de los servicios de telecomunicaciones impide a la gente acceder a información que puede salvar vidas y llamar a los primeros auxilios, al tiempo que continúa impidiendo la respuesta humanitaria", señaló la agencia de la ONU en un tuit en X, antiguo Twitter.

Llamamiento en favor de dos Estados

Los últimos ataques se han producido mientras los ministros de Asuntos Exteriores israelí y palestino se preparaban para reunirse con sus homólogos de la Unión Europea el lunes en conversaciones privadas por separado en Bruselas, después de que el Secretario General de la ONU condenara este fin de semana el derramamiento de sangre en Gaza como "desgarrador y totalmente inaceptable".

En su intervención en una cumbre del G77+China celebrada el domingo en Kampala, capital de Uganda, António Guterres describió Oriente Medio como "un polvorín", antes de hacer un llamamiento a "hacer todo lo posible para evitar que estalle un conflicto en toda la región".

"Las operaciones militares de Israel han sembrado la destrucción masiva y han matado a civiles a una escala sin precedentes durante mi mandato como Secretario General", declaró Guterres, que antes había reiterado su apoyo a una solución de dos Estados para israelíes y palestinos.

Previamente, el sábado, Guterres dijo a negativa a aceptar la solución de dos Estados para israelíes y palestinos y la negación del derecho del pueblo palestino a tener un Estado “son inaceptables”.

Las palabras de Guterres se produjeron días después de que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanhayu, rechazase la creación de un Estado palestino.

Esto prolongará indefinidamente un conflicto que se ha convertido en una grave amenaza para la paz y la seguridad mundial, exacerbará la polarización y envalentonará a los extremistas en todas partes”, afirmó.